FIA y ACO quieren ver a equipos privados luchando por la victoria

Sigue a

Le Mans 2012

Tras una magnífica temporada de debut, el World Endurance Championship se ha encontrado en 2013 con la realidad. La máxima categoría, los LMP1, se ha visto muy mermada y solo la presencia de los equipos oficiales la salva. En Le Mans, habrá tres Audi, dos Toyota y tan sólo tres equipos privados. En el WEC incluso menos: dos Audi, dos Toyota y dos equipos privados. FIA y ACO son conscientes de que para dar brillo al campeonato necesitan una parrilla llena de los mejores prototipos y por ello han anunciado que la normativa de 2014 favorecerá a los equipos privados. El objetivo es que el número de LMP1 ascienda hasta los 14 o 15 participantes.

Aunque aún no se conocen medidas concretas, hay que decir que que a priori la premisa no es del todo cierta. La FIA, en voz del delagado de la comisión para la resistencia, Sir Lindsay Owen-Jones, ha afirmado que se quiere dar a los equipos privados la oportunidad de ganar cuando los equipos oficiales fallen. En resumen que no será una lucha de tu a tu si no que tendrán que esperar la mala suerte o los fallos de sus poderosos rivales.

El camino por el que se enfocará esta batalla es la creación de una subcategoría, aquí ya los llamamos LMP1.5, para vehículos no-híbridos que estará reservada para equipos no oficiales. Esta subcategoría tendría ventajas en cuanto al peso límite y consumo energético (recordad que a partir de 2014 el consumo de combustible por vuelta dictará las reglas).

En Motorpasión F1 | El ACO establece el reglamento técnico para 2014

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios