Los equipos que vienen de la Champ Car pueden pagar muy caro el salto a la IRL

Síguenos

Los túneles del viento están permitidos en la IRL

El acuerdo de unión alcanzado por la IRL y la Champ Car es una gran noticia para las escuderías de monoplazas al otro lado del charco, pero para unas más que para otras. En concreto, es una seria incógnita ver cómo se adaptan a los nuevos Dallara y, sobre todo, a la nueva filosofía de competición de la IRL los equipos procedentes de la ya extinguida Champ Car.

Derrick Walker, jefe del Team Australia, equipo de la Champ Car, alerta especialmente sobre lo costoso que puede resultar para los equipos que procedan de la competición rutera de USA adaptarse a la nueva IRL. El principal motivo es la mayor libertad en el desarrollo de los monoplazas, que implicará, según Walker, que los equipos ex-Champ Car deban hacer unas importantes inversiones para alcanzar el nivel de los equipos punteros de la IRL.

“En Champ Car, no se pueden hacer ensayos en el túnel del viento, mientras que en IndyCar sí puedes”. De este modo, Walker cree que los recién llegados van a necesitar muchas horas de túnel del viento para poder optimizar sus prestaciones en el nuevo campeonato, con el abultado coste que eso conlleva. La solución, según el propio Walker, pasaría por que la IRL adoptara las mismas restricciones en el desarrollo de los monoplazas que lograron que no se dispararan los costes en la Champ Car. Es evidente que éste debe ser un año de transición para ir definiendo el modelo de competición a seguir en un futuro.

Vía | Autosport

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios