Sigue a

Dorsal 415. Ese es el número que llevará el español Ignacio Corcuera en la edición 2013 del Dakar. En 2012, el piloto vasco saltó a la palestra al disputar su primer Dakar en solitario al volante de un Mitsubishi. Tras ocho etapas, Corcuera tuvo que decir adiós a la prueba al llegar 10 minutos más tarde del límite establecido en la etapa que finalizaba en Copiapó.

Un año después, Ignacio Corcuera ha aprendido la lección y ha abandonado su pesado Mitsubishi Montero de 2,3 toneladas en favor de un buggy Polaris RCZ 900 XP de tan sólo 800 kilogramos. Lo que no ha cambiado es su espíritu ya que Corcuera volverá a disputar la prueba en solitario, y esta vez sí, con el claro objetivo de llegar a Santiago de Chile.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario