Los coches de competición más bellos de la historia: Dodge / Chrysler

Sigue a

Chrysler Logo

Dodge y Chrysler son dos nombres que han ido siempre de la mano en cuanto a competición. Ello se debe a que Dodge, fundada en 1900, fué adquirida por Chrysler en 1928, por lo que la mayoría de su historia se sucede junto a Chrysler. Es por esto que las dos marcas comparten su revisión particular de algunos de los coches de competición más bellos de su historia, siempre con ese estilo norteamericano tan característico.

Chrysler 300 – NASCAR

Chrysler 300C

Hablar del Chrysler 300 es hablar de una serie de un modelo con una vida muy larga. Concretamente, desde 1955 hasta 1979 hubo hasta trece sub-modelos distintos en lo que se conoce como la “Serie alfabética del Chrysler 300” por el uso que se le dieron a las letras para separar unos modelos de otros. Así pues, se empezó por el llamado C-300 y se terminó con el “300”, pasando por el 300L, 300H, y demás denominaciones parecidas.

El Chrysler 300 no tuvo una gran presencia en las competiciones y de hecho solo el primero de los modelos, el C-300, compitió en algún circuito. Antes de eso, el C-300 obtuvo una muy buena marca de más de 200km/h en una prueba a una milla que se hacía para calclar el rendimiento de los vehículos. Fué eso junto a los éxitos en competición, los que dieron fama al vehículo, aunque se vendieron relativamente pocas unidades.

Eso no impidió que el C-300 fuera campeón. Compitió en la NASCAR, principal categoría de “stock cars” americanos, donde venció en 1955 y 1956 con facilidad. En esa época los circuitos de la NASCAR eran principalmente óvalos de tierra como los que aún existen hoy en día para carreras de club, por lo que las competiciones eran muy distintas de lo que serían años después con la introducción de los óvalos asfaltados en la categoría.

Dodge Charger – Varios

Dodge Charger

El Dodge Charger fué el arma elegida por Dodge para competir en la NASCAR durante las décadas de los años 60 y 70, cuando ganaro multitud de carreras con pilotos como Richard Petty o Buddy Baker a sus mandos, aunque también se usó en carreras de menor importancia. En 1977, Neil Bonnet consiguió la que fué la última victoria de la marca en la categoría de automovilismo más popular en Estados Unidos hasta su retorno en 2001. A la marca norteamericana se le había pasado ya su momento.

Durante el punto de impaso entre las dos décadas, Dodge trabajó en una espectacular versión del Charger, llamada Daytona, que se centraba en mejorar la aerodinámica. Más adelante, en 2005, el Charger volvió a las pistas de la NASCAR. Compitió en la categoría durante las temporadas de 2005, 2006 y las carreras donde no se usaba el Car of Tomorrow en 2007. Cuando en 2008 se hizo obligatorio el uso del “CoT”, Dodge se centró en el Avenger.

A pesar de todo y siendo conocedores de la gran historia del Charger, en Dodge decidieron hacer un cambio de calcas en el coche oara que se pareciera lo máximo posible al Charger R/T. Esta situación se mantuvo hasta finales de este año. Para 2013, Dodge ya ha anunciado que no competirá en la NASCAR, por lo que Dodge vuelve a dejar la categoría como ya lo hizo hace varias décadas, también en una época donde competía el Charger. Pero si la historia se repite, volverán.

Dodge Challenger – Varios

Dodge Challenger

El Dodge Challenger tuvo su principal presencia en competición en la Trans Am Series, donde compitió durante los años 70, aunque sin ningún éxito en particular. A pesar de ser pilotados por hombres como Sam Posey y Tony Adamowicz, no se consiguieron los resultados deseados. Ni siquiera con el apoyo de fábrica y de equipos como el All-American Racers de Dan Gurney se pudo llegar a vencer el campeonato, por lo que con el tiempo la presencia del Challenger fué reduciéndose.

Con el tiempo, el Challenger acabó volviendo a competir en competiciones de todo tipo. Como ejemplo sirve la Continental Tire Sports Challenge, un campeonato de turismos norteamericano que en cierta forma rinde homenaje a los días de la Trans Am, con muchos coches “copiando” las decoraciones de ese momento. Las apariciones esporádicas del Challenger en el campeonato no han dejado una huella muy marcada, y quizás en el presente la mayor presencia del Challenger se haya encontrado en los óvalos.

El Challenger ya estuvo en la Budweiser Late Model Sportsman Series en 1982, que acabaría pasando por varios nombres hasta ser la NASCAR Nationwide Series en la actualidad. Desde 2010 el Challenger R/T ha sido el coche elegido por Dodge para competir, aunque siempre hay que tener en cuenta que tanto en la NASCAR como en la Nationwide, cualquier parecido entre los coches de calle y los de competición es casi pura casualidad y acaba siendo más una cuestión de imagen.

Dodge / Chrysler Viper – Gran Turismo

Dodge / Chrysler Viper

El Chrysler Viper (llamado Dodge Viper cuando competía en América) es una leyenda del mundo de las carreras modernas. Desde el momento en que debutó, su aspecto espectacular marcó la diferencia, así como lo harían los resultados en la pista más adelante. A principios de los años 90 ya competían por el mundo, aunque sin demasiado éxito, y todo debería cambiar con la llegada del Viper GTS-R, construído con la ayuda de Oreca y Reynard.

El Viper GTS-R debutó en 1996, pero en poco más de un año resultaba evidente que la categoría GT1 les quedaba grande por cuestiones de normativa, y pronto se tomó la decisión de pasar a GT2, donde se empezaron a cosechar resultados a la vez que el Viper se hacía más popular (causando por ejemplo que llegara a competir en el JGTC). Entre otros triunfos, llegaron las victorias en su categoría del equipo Oreca en 1998 y 1999 en las 24 horas de Le Mans.

Más adelante llegarían también victorias en las 24 horas de Daytona y las 24 horas de Spa-Francorchamps, demostrando que el Viper merecía dejar una marca en el automovilismo. En 2003, un Viper disputó por última vez las 24 horas de Le Mans, y en 2008 el GTS-R disputó su última carrera. Desde el año pasado, el SRT Viper GTS-R se prepara para la vuelta a la competición, y este año en Le Mans podremos ver la participación de dos de estos coches, devolviendo a la vida la leyenda de la víbora.

Chrysler 300C SRT8 – Turismo

Chrysler 300C SRT8

Cualquiera que viera el Chrysler 300C por la calle no pensaría que pueda ser un coche de competición, y sin embargo desde 2008 compite en la Superstars Series, aunque con el tiempo ha ido perdiendo comba hasta participar en tan solo dos carreras durante la temporada 2012. Sin embargo, tuvo su momento de gloria, lo que demuestra que la máquina era capaz de ir bien en las manos adecuadas tanto al volante como en la caja de herramientas.

En 2008 Davide Rigon, actual piloto de desarrollo de la Scuderia Ferrari, compitió en dos carreras con el Chrysler 300C, obteniendo dos resultados dentro de las cinco primeras posiciones, lo que hacía augurar buenos resultados para el futuro. En 2009, las cosas mejoraron desde los nombres implicados hasta los resultados. Al Team Zakspeed se le unía Pierluigi Martini. Los resultados llegaron; con tres victorias y tres podios más, Martini terminó en quinta posición del campeonato.

Sería el mejor resultado del modelo, puesto que a partir de 2010 y sin el apoyo de Zakspeed, que dejó el campeonato, los resultados no llegaron de ninguna forma, lo que de hecho causó que ni en 2010, 2011 o 2012 se haya hecho un programa entero. En vez de eso, los equipos eligen disputar ciertas carreras en las que presumiblemente crean que el coche puede funcionar bien, incluso alternando con otros modelos, pero parece que el momento del 300C ya ha pasado.

Aunque Dodge y Chrysler no han sido marcas con una presencia brillante en el mundo del automovilismo en general, sí que han tenido perlas concretas como en el caso del Viper GTS-R, así como en carreras nacionales como en la NASCAR. Es evidente que, como buena marca americana, se centra en sus carreras “domésticas”, algo muy típico en esa zona. Es quizás por ello que gusta tanto cuando salen a competir con el mundo. En 2013 tenemos el aliciente de la nueva versión del Viper, así que Dodge y Chrysler siguen más vivos que nunca.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios