Los coches de competición más bellos de la historia: Jaguar

Síguenos

Jaguar Logo

Puede que Jaguar no esté hoy en día en competiciones internacionales, pero lo cierto es que la que es una de las marcas británicas más legendarias de la historia tiene un pasado glorioso. Desde las carreras de Le Mans de los años 50 hasta los vehículos del Grupo C de los años 80 y 90, pasando por coches de gran turismo variados. Además, con ese British Racing Green característico de los coches de competición británicos, Jaguar siempre ha tenido un estilo fantástico.

Jaguar D-Type – Sport-Prototipo

Jaguar D Type

El Jaguar D-Type, uno de los coches de resistencia más bonitos de la época, se basó en varios de los conceptos explorados por el C-Type, y los trabajó aún más para maximizar el rendimiento. Hablamos, entre otras cosas, de los frenos de disco que se estrenaron con el C-Type y que fueron instrumentales en el éxito que tuvo en Le Mans. El D-Type también estaba destinado a ganar, y entre otras cosas venció en las 12 horas de Sebring de 1954, y varias veces en Le Mans.

Concretamente, lo hizo en tres ocasiones seguidas; en 1955, 1956 y 1957. El punto álgido del Jaguar D-Type se dió en su última victoria en la prueba francesa, cuando ya sin coches oficiales, ocupó las cuatro primeras posiciones, y la sexta, con solo un Ferrari entre sus máquinas. El Jaguar D-Type había revolucionado Le Mans de una forma sin precedentes. A partir de 1958 y con nuevas normativas, hubo que cambiar el motor original del D-Type, y aunque veloz, el nuevo motor no era fiable.

Jaguar no pudo volver a subir un D-Type al podio de Le Mans, y para cuando llegó 1960, el coche ya no era competitivo en la prueba de resistencia más famosa del mundo. Aunque el D-Type siguió siendo un coche popular en las carreras de club británicas, su momento había pasado. Pero era evidente que un coche así iba a tener un legado, y el D-Type dejó mucha información. Además, muchos de sus componentes fueron utilizados en un coche que construyó la marca británica al cabo de poco.

Jaguar E-Type – Gran Turismo

Jaguar E Type Lightweight

Se trata del E-Type, construido en 1961. Un coche que, cuando se presentó al público, recibió de Enzo Ferrari unas palabras calificándolo como el coche más bello jamás construido hasta el momento. Esto da una idea de lo importante que fué la salida del E-Type. Inicialmente, el concepto era simpemente el de un coche de calle con buenas prestaciones, un diseño cuidado y un precio competitivo. Pero, como siempre sucede, los coches de altas prestaciones acaban compitiendo y el E-Type no iba a ser una excepción.

En base a esta idea se construyó el Lightweight E-Type, un coche que tenía más en común con el D-Type que con el propio E-Type original, según se mire. Muchos componentes eran de aluminio, para reducir el peso tanto como fuera posible. El motor elegido para mover esta versión tan especial del E-Type (solo se constryeron doce, más dos chasis de repuesto) fue el 3.8 de Jaguar, que entregaba 300 caballos de potencia. El bloque del motor era también de aluminio, siempre pensando en el peso.

Aunque los E-Type no vencieron en Le Mans ni en Sebring, como sus predecesores, sí acabaron siendo coches bastante populares en varias carreras y tuvieron un éxito relativo en competiciones de menor importancia, como el Campeonato Australiano de GT, ganado en 1963. Lo curioso del caso es que los E-Type siguieron compitiendo y de hecho, en 1975 ganó algunas competiciones americanas e incluso en 1980 venció contra Paul Newman y un moderno Nissan Z.

Jaguar XJ13 – Sport-Prototipo

Jaguar XJ13

Cuando se habla de un modelo de coche, se suele usar el término singular para referirse al modelo en general. En el caso del Jaguar XJ13, se usa el singular con más razón aún, ya que solo se fabricó una unidad, por lo que cuando se dice “el Jaguar XJ13”, realmente se habla de un solo coche. Hace casi veinte años sus propietarios rechazaron una oferta de siete millones de libras por el coche, así que solo podemos imaginar lo que costaría hoy en día, suponiendo que sus dueños lo vendieran.

El XJ13 es particular porque era el arma con la que Jaguar, muy metida en las carreras en esa época, habría luchado contra Ferrari y Ford en Le Mans. El aerodinamista era Malcom Sayer, el mismo hombre que trabajó con los C-Type, D-Type y E-Type. Además, montaba un motor V12 de 5000 centímetros cúbicos verdaderamente espectacular. Pero para cuando el coche estuvo completo, al no ser una prioridad de la marca, estaba ya obsoleto y no tenía sentido que compitiera.

Se probó después de tomar la decisión y los reportes oficiales dicen que el coche habría necesitado mucho trabajo para ser competitivo. Pero en 1971, con motivo del lanzamiento de la última versión del E-Type, se sacó al XJ13, que rodaría para grabar imágenes promocionales y hacer fotos para la prensa. Fue en MIRA, donde se produjo un accidente a causa de un neumático que se deshinchó súbitamente, y el coche quedó destrozado. Jaguar lo guardó en ese estado, aunque años más tarde llevó a cabo una restauración, contactando a los fabricantes originales de las piezas, y este es el coche que hoy en día está en un museo británico, en Coventry.

Jaguar XJR-9 – Sport-Prototipo

Jaguar XJR9

Diseñado por Tony Southgate y concebido como una evolución del XJR-8, el XJR-9 se construyó con la idea de competir tanto en las competiciones del Grupo C como en la IMSA norteamericana en 1988. De hecho, fue en Estados Unidos y con la decoración de Castrol, con motivo de las 24 horas de Daytona, que el XJR-9 debutó en competición. Lo hizo con éxito, pues venció la que era su primera carrera. Desafortunadamente, en Estados Unidos no volverían a ganar ninguna carrera hasta la última del año.

En Europa, Jaguar tuvo más éxitos, y ganó seis de las once carreras del Campeonato del Mundo de Resistencia, incluyendo la prueba estrella; las 24 horas de Le Mans. Esto significó la primera victoria de la marca en la prueba francesa desde 1957, además de la primera victoria no-Porsche desde 1980. Con todo esto, Jaguar se llevó el título de marcas. Si en 1988 el éxito fue destacable, en 1989 las cosas no fueron tan fáciles, pues el coche estaba desfasado con respecto a sus rivales.

En Estados Unidos, Nissan dominaba y el XJR-9 solo ganó una carrera antes de que Jaguar introdujera el XJR-10, que consiguió ganar dos carreras más, aunque no pudo ganar el título. En Europa sucedió algo parecido, con el XJR-11 entrando a media temporada, viendo como Jaguar era batida regularmente por los Sauber Mercedes. Tras retirarse de la competición, el XJR-9 se utilizó como banco de pruebas del superdeportivo XJR-15, que tuvo una corta historia como el coche de una categoría telonera de la Fórmula 1 en tres carreras de 1991.

Jaguar XJ220 – Gran Turismo

Jaguar XJ220

Precisamente el XJR-15 fue el predecesor del XJ220, un coche construido por Jaguar en colaboración con Tom Walkinshaw Racing. Era un superdeportivo espectacular, aunque muy caro, que salió al mercado en una época donde los precios altos no daban buen rendimiento. A pesar de ello, tuvo su salida al mercado y hoy en día son coches muy cotizados. De la misma forma, tuvieron una presencia en la competición, debutando en carreras británicas (con victoria, de hecho) en 1993.

En Le Mans se desató la polémica cuando un Alain Bertaut, uno de los principales comisarios técnicos de la ACO, aseguró que el XJ220 necesitaba un catalizador que no tenía. Puesto que era el primer año de la nueva categoría GT, había algo de desorden en varios temas, y el XJ220 fue descalificado por no llevar un catalizador… que la normativa no pedía, y que ninguno de sus rivales equipaba. Jaguar apeló y tanto la IMSA como la FIA confirmaron que el coche era legal. Pero la ACO no se echó atrás en su decisión, asegurando que Jaguar no había apelado a tiempo, a pesar de que lo hizo el mismo fin de semana.

Jaguar no competiría en 1994, pero sí volvió en 1995. En esa edición, uno de sus coches aguantó en cuarta posición de la general hasta la noche, cuando problemas técnicos obligaron a abandonar al coche que iba mejor de los dos que participaban. El segundo coche tuvo que abandonar a causa de una colisión. Jaguar no volvió con el XJ220 a Le Mans. Entre las curiosidades del modelo, se utilizó en el Campeonato Italiano de GT durante la primera mitad de los años 90.

Con los años, Jaguar parece haber perdido algo de ese brillo que solía tener en el pasado, sobretodo en cuanto a la competición. La marca del feroz animal necesita una vuelta a las carreras para revitalizar su imagen, puesto que su paso por la Fórmla 1, aunque produjo unos coches particularmente bonitos, fue la encarnación que menos éxito produjo de entre las tres del equipo de Milton Keynes, antes Stewart GP y luego Red Bull Racing.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios