Nissan GT-R GT3. Godzilla en versión carreras-cliente

Síguenos

nissan-gtr-gt3.jpg

La pasada semana, Nissan Motorsports, más conocida como NISMO, presentó su nuevo Nissan GT-R GT3. Tras su presencia en el FIA GT1, en configuración GT1, Godzilla baja un par de escalones, pero el espíritu se sigue manteniendo. Si lo comparamos con los que serán sus rivales, Ferrari 458 Italia, Porsche 911 GT3 R o BMW Z4, el modelo japonés sigue siendo el más voluminoso.

El Nissan GT-R GT3 es el primer modelo carreras-cliente desarrollado por Nissan. En esta ocasión, y también novedad, NISMO ha contado con ayuda para el desarrollo del nuevo modelo. JRM (James Rumsey Motorsport), que durante los dos últimos años hizo correr los GT-R GT1 en el Mundial de GT y que tiene a Nigel Stepney como cabeza visible, ha dado un paso más y ahora además construirá y comercializará el modelo.

gt-r_gt3-2.jpg

JRM se encargará de dar servicio a los equipos que se hagan con un GT-R GT3 y además se encargará de las ventas en Inglaterra, Rusia y Oriente Medio. NISMO hará lo propio en el resto del planeta. El precio base del Nissan GT-R GT3 será de 298.000 euros.

Otra de las novedades en el GT-R GT3 es que contrariamente a su hermano mayor, que tuvo que montar un V8, puede utilizar el bloque de serie: un V6 Biturbo de 3.8 litros y que entrega la cifra de 537 CV a 6.400 RPM. Y todo ello con un peso contenido hasta los 1.300 kilogramos. Eso sí, lo que sigue prohibido es su tracción total.

gt-r_gt3.jpg

En primera instancia, NISMO fabricó dos unidades. Una destinada a ser probada en Japón y una segunda para ser puesta en pista por JRM en Europa. Una tercera unidad “europeizada” ha sido construida por JRM y que cuenta con la particularidad de tener el volante a la izquierda.

El debut oficial fue el pasado año. Las Blancpain Endurance Series, en Magny Cours y Silverstone, y el británico de GT, Donington, sirvieron para testar por primera vez el modelo en competición. En 2012, Nissan puso en pista un GT-R GT3 en las 24 horas de Dubai aunque sin demasiada suerte. El modelo japonés tan sólo aguantó 73 vueltas en pista.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios