Brawn GP

No sé qué toman en la Fórmula 1, pero provoca que quien más y quien menos últimamente esté sembrado con las perlas que sueltan. ¿Serán los helados en esta ocasión? La última de Kimi Räikkönen:“Quiero quedarme en la Fórmula 1 pero todo tiene que ser perfecto”.

Fiel a su estilo, Kimi Räikkönen comenta que no tiene por qué firmar un contrato con el que no está de acuerdo al 100%. El problema es que los demás tampoco le ven tanta perfección. Ross Brawn declaraba a Auto Motor und Sport el fallido intento de fichaje por Brawn GP:“Kimi Räikkönen es demasiado caro. Su manager negocia como si no hubiera recibido una compensación de Ferrari.”

Aunque un finiquito de un contrato anterior no tiene nada que ver con un contrato nuevo (y no digamos si encima es con distinto contratante), es más que obvio que Räikkönen sigue negándose a entrar en ciertos juegos de la Fórmula 1. Es obvio que Kimi quiere seguir rentabilizando el Campeonato del Mundo 2007 que atesora. El problema son los dos años posteriores no le dan mucho crédito para justificar el salario exigido y las dos cláusulas que no deja atrás: la primera el poder seguir picoteando en los rallyes cuando tenga oportunidad. Y la segunda, disfrutar de cierta libertad en lo que respecta a las obligaciones con el patrocinio.

¡Vótalo!

Editores 9

Comunidad 9,5

Actividad de la comunidad