Peugeot

Y cambió la historia. Resultado histórico sin ninguna duda el que ha tenido esta 77ª edición de las 24 Horas de Le Mans. Una carrera atípica por la ausencia de la lluvia (algo rarísimo que suceda), y en la que el papel de vencedores y vencidos se ha dado la vuelta. Audi paga con un cambio profundo de modelo el dominio casi incontestable que ha tenido a lo largo de nueve años, y recoge el testigo otro que fue la pesadilla de la parrilla a comienzos de los 90: Peugeot ha conquistado las 24 Horas de Le Mans.

Tras su regreso oficial a la prueba gala en 2007 mostró maneras, pero pagó la inexperiencia del equipo y el exceso de fogosidad inicial. Pero al tercer año ha sido la vencida, han dominado de bandera a bandera, de forma incontestable y de la mejor forma posible para el automovilismo español, pues el 908 HDI vencedor con dorsal #9, del Peugeot Sport Total es en el que militan Marc Gené, David Brabham y Álex Wurz. No contentos con eso, el triunfo es un doblete, pues en segunda plaza ha entrado del Team Peugeot Total el 908 #8 de Stéphane Sarrazin, Sebastien Bourdais y Frank Montagny que también han realizado una buena carrera.

Menor valor tendría la victoria de no ser por el vencido: la todopoderosa Audi que llegaba con un Audi R15 TDI de estreno, profundamente diferente a su laureado R10 TDI (en manos del Kolles, séptimo y noveno respectivamente) y con éxito previo en las 12 Horas de Sebring. Audi las ha pasado canutas, el Audi Sport North America ha caído al completo estrellando sus dos R15, uno a nada de empezar y otro a poco de llegar al ecuador de la prueba. Y el Joest no ha estado a salvo de traspiés, con continuos problemas de refrigeración y ya en la madrugada también problemas con los turbos en el Audi de los hasta ahora campeones, Tom Kristensen, Dindo Capello y Allan McNish.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 7,7

Actividad de la comunidad