Adrian Newey

Lunes de anuncios. A la pareja de pilotos de Williams y a la marcha de Bridgestone de la Fórmula 1 en 2010, ahora se da por hecho, a falta de confirmación ofcicial, que Red Bull volverá a contar con los motores Renault en 2010. Tras acusar a los propulsores galos de ser los causantes de su adiós al título, en Milton Keynes se habían planteado la posibilidad de utilizar los motores Mercedes.

Pero para lograr que Mercedes fuera su proveedor de motores tenían que superar un gran escollo: McLaren. La escudería británica tiene capacidad de veto en la decisión de Mercedes suministrar motores a uno u otro equipo, y si en Brawn GP no vio rival el pasado año, en Red Bull si lo ve para el próximo.

La otra opción manejada, Cosworth, ha sido deshechada debido al riesgo que implicaría utilizar un motor “nuevo” en la categoría. A día de hoy, y hasta que no se estrene en pista, el propulsor británico es una incognita. Además, a favor de continuar con Renault está que Adrian Newey y sus chicos parecen haber encontrado el por que de las roturas de los motores Renault. El rediseño de la parte trasera del RB6 jugará un papel fundamental.

¡Vótalo!

Editores 9

Comunidad 8,2

Actividad de la comunidad