Alain Prost

De la noche a la mañana se puede decir que nació el nuevo modelo de la marca rumana. Y como no podía ser de otra forma el susodicho pertenecerá a la categoría más famosa del mundo en la actualidad, la temida por unos y adorada por otros, categoría de los todocaminos. Sin embargo Renault ha tenido una forma muy extraña de presentarlo en sociedad. Todos conocemos que la competición vende, pero que las primeras imágenes de un nuevo modelo sean directamente pintado con los colores de guerra es algo que se sale fuera de todo lo común.

El nuevo Dacia Duster de carreras estará destinado para uno de los campeonatos invernales más famosos del mundo, el Trofeo Andros. Y quién mejor para llevar el coche de una filial de Renault que Alain Prost. El debut será este mismo fin de semana en la primera prueba de este torneo sobre hielo que hace las delicias de todos los aficionados que se desplazan hasta los circuitos, normalmente situados a los pies de las estaciones de esquí y que tienen como marca de identificación su gran numero de horquillas y curvas cerradas.

En cuanto a la estética del coche poco podemos decir. Por delante nos recuerda un tanto a las últimas generaciones del Renault 5 e incluso tiene un aire a los primeros Nissan Micra. La trasera es un ejercicio de mal gusto a mi entender. Es como si hubieran cogido la parte de atrás de una Fabia y lo hubieran remodelado a base de martillazos. En cambio lo que interesa de este coche es lo que se oculta en sus entrañas. Como marca de identidad de todos los coches de su clase montará la tracción total con dirección a las cuatros ruedas, sí habéis leído bien, animada por un motor de origen Nissan con la cifra nada despreciable de 350 CV de potencia.

¡Vótalo!

Editores 9

Comunidad 7,6

Actividad de la comunidad