Miguel Molina

El gran protagonista del fin de semana pasado por lo que respecta a nuestros pilotos fue sin lugar a dudas el joven Jaime Alguersuari, que ultimaba sus pasos en las World Series by Renault antes del que será el debut del piloto más joven de la historia de la Fórmula 1 en apenas un par de días. Ese era motivo más que suficiente para que en Le Mans todos los ojos estuvieran puestos sobre el futuro piloto de Toro Rosso. Y Jaime respondió bastante bien a la presión.

Su fin de semana empezaba a pintar bien cuando marcó el mejor tiempo de su grupo para clasificarse nuevamente para la Superpole. Al final, sin embargo, Jaime sólo pudo marcar el 5º mejor crono en la sesión definitiva, que era el mejor resultado conseguido por el español en lo que hasta ahora había sido su gran hándicap en la competición: las sesiones clasificatorias. En la carrera del sábado salió 4º, y si no llega a ser por un error en una frenada que le costó la posición con su compañero Oliver Turvey, hubiera subido al tercer escalón del podium. Pero vaya, no tuvo que esperar demasiado Jaime para conseguir su primer podium en la categoría, ya que en la carrera del domingo logró una sensacional tercera posición.

El gran damnificado en esta cita de las World Series fue Marcos Martínez, quien pagó el salir 8º en la primera carrera con un toque por detrás en la salida, que le provocó un pinchazo y le hundió a la cola del pelotón. De paso, en la jugada Marcos Martínez perdía el liderato que había mantenido desde la primera carrera de la temporada. Con el abandono del domingo, y la confirmación del doblete de Bertrand Baguette, la pesadilla de Martínez se cifra en 19 puntos que le separan ahora del líder a falta de sólo 6 carreras.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,7

Actividad de la comunidad