Sébastien Ogier

Los aficionados de Peter Solberg tendrán que esperar a otro rally para volver a celebrar una victoria de su ídolo. Todo ello por que Sébastien Ogier se ha mostrado prácticamente intratable y ha dado una bonita muestra de cómo se debe de atacar durante la jornada del domingo. Además los problemas sufridos por sus rivales no han hecho más que facilitarle las cosas a la nueva estrella de rallyes francesa.

El día comenzaba con problemas de nuevo para Mikko Hirvonen. Justo horas después de que el finlandés dijera que había vuelto a recuperar su “Mojo” la bomba del diferencial de su Ford Focus RS WRC sufría un fallo que iba a arrastrar durante todo lo que le quedaba de carrera. El piloto de la marca del ovalo caía hasta la sexta posición y sigue confirmando que esta no es su temporada.

Petter Solberg también tenía muchos problemas justo cuando se estaba jugando la victoria en las últimas especiales del día. El piloto privado rompía uno de sus amortiguadores delanteros y desde entonces se le hacia casi imposible mantener la dirección de su C4 WRC recta. A pesar de ello el noruego se mostraba muy contento por volver a estar peleando por ganar una prueba.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 6,3

Actividad de la comunidad