Síguenos

Fernando Alonso

El tiempo conseguido por Fernando Alonso en los entrenamientos clasificatorios para en Gran Premio de Estados Unidos le ha servido para salir en una pobre octava posición que complica mucho mantener viva la posibilidad de luchar por el campeonato hasta la última carrera con Sebastian Vettel.

La puesta a punto del Ferrari, más enfocada seguramente a carrera, no ha dado resultado para buscar un tiempo rápido de cara a la última sesión y el propio Fernando Alonso reconoce que no han sido capaces de hacer funcionar los neumáticos como deberían. El poco agarre del asfalto sumado a un conservadurismo por parte de Pirelli en sus compuestos ha dado más de un quebradero de cabeza a los pilotos.

No empezaba bien la sesión para el asturiano que marcaba el undécimo mejor tiempo. Ya en la Q2 y a pesar de un encontronazo con Michael Schumacher, que parece más nervioso de lo normal en la pista, conseguía rebajar su tiempo en casi un segundo, justo rozando la barrera de entrar en el 1:36. Pero Sebastian Vettel ya estaba lejísimos, a casi segundo y medio.

De nuevo en la Q3, Fernando Alonso no fue capaz de mejorar el tiempo de la Q2 y su registro de 1:37.300 lo colocaba en la novena posición, a un segundo y ocho décimas del alemán de Red Bull. La sanción de Romain Grosjean hacía adelantar posteriormente una posición al español, que en este caso saldrá por la en teoría, parte sucia del Circuito de Las Américas aunque viendo el estado en el que todavía se encuentra la pista, casi no hay diferencia entre un lado y otro de la parrilla.

El propio Fernando Alonso deja muy clara sus posibilidades de cara a mañana y deja entrever un atisbo de duda de si para la carrera lo tienen todo en orden o todavía no están muy claras las posibilidades de Ferrari en la carrera.

Una decepcionante sesión de calificación que nos coloca en una posición muy difícil en cuanto al campeonato, ya que nuestro principal rival saldrá desde la Pole Position. El principal problema estaba relacionado con el rendimiento de los neumáticos, pero vamos a dejarlo claro: la responsabilidad es nuestra, porque los neumáticos son los mismos para todos y, por lo tanto, depende de nosotros que tratemos de conseguir que funcionen lo mejor posible. Hay que analizar muy cuidadosamente cómo fue de calificación para entender lo que no funcionaba pero, sobre todo, tenemos que concentrarnos en la preparación de cara a la carrera. Lo hemos dicho muchas veces, las cuentas se hacen el domingo por la tarde: es evidente que el panorama no es positivo, pero somos muy conscientes de que la situación puede ser diferente en la carrera. No hay puntos de referencia para una nueva pista, por lo que las incógnitas son mayores. Tenemos el deber de abordar todos aspectos a la perfección.

En Motorpasión F1 | Gran Premio Estados Unidos Fórmula 1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios