Sigue a Motorpasión F1

Adam_Parr

Adam Parr, ex director de la escudería Williams, ha declarado recientemente que el nuevo Pacto de La Concordia, el acuerdo entre la FOA, organismo que preside Bernie Ecclestone, y las escuderías que participan en el campeonato de Fórmula 1; es ilegal porque se advierte un acuerdo para favorecer a los equipos Ferrari y Red Bull, independientemente de sus desempeños.

Adam Parr, quien es abogado de profesión, recientemente publicó un comic donde, entre otras cosas, cuestiona a Bernie Ecclestone. Parr considera que la actual gestión del presidente de la FOA no es para nada imparcial, inclusive ni siquiera se distingue un intento por proyectar el espíritu deportivo en la Fórmula 1; las acciones de Ecclestone se orientan a parcializarse hacia sus equipos favoritos lo que representa una injusticia para los demás participantes.

De allí que Parr exija públicamente que la Comisión Europea investigue, de forma minuciosa, el nuevo reparto de los fondos que plantea Bernie Ecclestone. Según un informe extraoficial, el desequilibrio se expresa en las consideraciones que actualmente se le tiene a la escudería Ferrari, a la cual actualmente se le asignan varios porcentajes exclusivos, como 2,5% del total del presupuesto asignado a los premios por su “contribución histórica”. También otros tantos millones adicionales si se mantiene entre las tres mejores al culminar la temporada. A este dinero hay que sumarle lo que le corresponde por su ubicación en el Campeonato de Constructores.

Ahora, según Adam Parr, además de mantenerse tales clausulas excepcionales para la Scudería Ferrari, Bernie Ecclestone le entregaría, de forma autoritaria, tanto a los italianos como a los de Red Bull unos 45 millones de dólares así como también les aseguraría, a representantes de ambos equipos, lugares de relevancia en el Consejo de la Fórmula 1.

El nuevo Pacto plantea una división injusta de dinero y de poder, está parcializado hacia un subconjunto de equipos representados por Ferrari y Red Bull, lo que representa un acto ilegal. El nuevo acuerdo no es nada claro y favorece a dos equipos en tanto perjudica a todos los demás

Parr también asegura que el resto de los equipos no se atreve a formalizar denuncias ante tales desproporciones porque son “altamente dependientes” de los favores de Bernie Ecclestone.

Vía 1 yallaf1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios