Sigue a Motorpasión F1

adrianneweyredbullrb5goodwood2010.jpg

Este fin de semana se celebra el Goodwood Festival of Speed 2010, como siempre, en el “patio” de Lord March. Cada año hay una reunión de máquinas y pilotos legendarios, así como otras personalidades relacionadas con el mundo de la competición. Este año, Adrian Newey recibe por parte de Red Bull una unidad del RB5 del año pasado.

Newey, un habitual de Goodwood, y diseñador de Red Bull desde hace años, recibe el RB5 como agradecimiento a su trabajo desde su llegada al equipo en 2006. Christian Horner explica que no solo le dan el coche, sinó que también le proporcionan un casco y mono, “para que esté seguro”. Además, viene un set de repuesto. Buena manera por parte de Red Bull de asegurarse que Newey vaya vestido con sus colores corporativos.

Newey dice estar orgulloso del equipo, que se ha esforzado en preparar un RB5 que, por lo que ha comentado, se ha preparado desde cero. El cambio más grande respecto a los vehículos de competición que Newey ha conducido hasta ahora es, lógicamente, el embrague. Acostumbrado a tenerlo en el pie, ha tenido problemas para acostumbrarse al embrague de mano de los Fórmula 1 modernos.

La idea que tiene el diseñador de Red Bull es, después de un shakedown en Goodwood, alquilar algún circuito moderno junto a algunos conocidos y dar vueltas con el RB5. Es curioso ver como Newey decía que estas “pruebas” le tranquilizan porqué no las hará delante de nadie, y por lo tanto evitará hacer el ridículo. Él ha conducido en más de una ocasión alguno de sus Williams de principios de los años 90. Así que estas declaraciones contrastan con aquello que dicen que los Fórmula 1 modernos son más fáciles de pilotar.

Vía | Motorsport.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios