Cuando Caterham compitió en la Fórmula 1

Sigue a Motorpasión F1

caterhamf1.jpg

Mucho se ha hablado de lo que puede significar para Caterham el hecho que Team Lotus la haya comprado. ¿Acabará el nombre Caterham en la Fórmula 1? Es muy pronto para decirlo, aunque Tony Fernandes defiende que no hay intención de cambiar el nombre del equipo. Aunque hay un dato que se les pasa por alto a muchos; Caterham ya compitió en la Fórmula 1.

Bueno, quizás no Caterham con ese nombre, sinó con el nombre original, Lotus 7. Situémonos. Corre el año 1962, y estamos a mediados de diciembre, en Kyalami. Tradicionalmente, el llamado “Rand Grand Prix” era la carrera que servía de previa para el Gran Premio de Sudáfrica. Se disputaba en el mismo circuito donde se disputaría el Gran Premio, poco después.

En este caso, el Rand Grand Prix de 1962 se disputó dos semanas antes del Gran Premio de Fórmula 1. Entre los 33 inscritos para la carrera se encuentra un participante muy curioso. Se trata de Brausch Niemann, piloto sudafricano que más tarde llegaría a disputar dos grandes premios de Fórmula 1. Para el Rand Grand Prix está inscrito con un Lotus 7 sin luces ni guardabarros.

Cuando llega la sesión de clasificación, Niemann da la sorpresa y, batiendo a trece coches, se clasifica para la carrera, con un tiempo de 1:44.5, nueve segundos por detrás de la pole, que se la lleva Jim Clark. Por lo tanto, Niemann participará en una carrera de Fórmula 1 con un coche “de calle”, habiendo superado a varios Cooper y otros tantos Lotus, amen de otros participantes con máquinas curiosas, como el Neutar Peugeot de Rauten Hartmann.

La carrera tiene poca historia. Barrida de Lotus, que coloca a cuatro de sus coches entre los cinco primeros, con victoria de Jim Clark, seguido muy de cerca por Trevor Taylor, dejando a un inexperto John Surtees en la tercera posición, a más de veinte segundos. Niemann, con su Lotus 7, por su parte, consigue terminar en décima posición, a cuatro del vencedor, lo cual supone todo un hito, teniendo en cuenta la máquina con la que compite.

Está claro que la Caterham de hoy en día no tiene exactamente los mismos Lotus 7 en sus inicios, pero no hay que olvidar que la filosofía de construcción de los coches se ha mantenido casi intacta desde los años 60, incluyendo el diseño básico del mismo. Carrocería ligera con motor pequeño para disponer de un coche con prestaciones muy deportivas que, como se demostró en 1962, rinden muy bien en un circuito de carreras.

Vía | TheRaceDriver.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios