El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: "El estilo Duro"

Síguenos

Michael Schumacher Monaco 2012

Cuando uno piensa en los pilotos de estilo duro, es inevitable preguntarse cual es la diferencia entre estos y los pilotos agresivos. No es muy complicado, a decir verdad. Un piloto duro puede ser peleón, puede ser muy bueno defendiendo y puede ser agresivo, pero no es un piloto que solo sepa correr con el corazón y que esté siempre dando su 100%. Tampoco realizará maniobras tan salvajes ni arriesgadas como los del estilo Agresivo, y en general, son bastante más centrados. Digamos, generalizando, que los pilotos Duros son como la versión madura de un piloto Agresivo.

Esto hace que podamos ver un piloto Agresivo que, con el tiempo, aprende a controlarse, y se convierte a este estilo. Pero no es tan fácil, claro. Un piloto Agresivo no se caracteriza necesariamente por ser un piloto de los que aprovechan todo el ancho de la pista para ir lo más rápido posible. Puede que los Duros no sean como los Precisos, que saben como llevar el coche al límite de forma innata, pero combinan la cabeza y la reflexión con una buena dosis de pasión que les ayuda a pilotar de forma agresiva.

Ahí es donde está la clave. Los pilotos de estilo “Duro” pilotan de forma agresiva en términos generales, pero no cuando están atacando al rival. Ahí es cuando utilizan la cabeza y gestionan sus opciones para saber dónde y cómo les conviene más atacar. Si ven un hueco se lanzarán a por él, pero no de forma salvaje, sinó de forma controlada, evidentemente. En este sentido, el ejemplo más claro de la Fórmula 1 actual es Michael Schumacher, que ha demostrado su estilo durante muchos años.

Michael Schumacher

El piloto alemán, heptacampeón del mundo, y en su decimonovena temporada en la Fórmula 1, tiene experiencia de sobras, y eso hace que podamos afirmar que ha pasado por varios tipos de estilo distintos. Cuando empezó era quizás demasiado Agresivo, y en la época donde contaba con el mejor coche, le veíamos pilotar de forma precisa, aprovechando lo que el coche le permitía hacer. En este sentido, el de Mercedes es un piloto muy adaptable y que cuenta con características de estos dos grupos mencionado, pero por encima de todo siempre ha sido un piloto Duro.

Uno de los puntos fuertes de Schumacher, una habilidad que no es fácil de desarrollar, es la de defender con destreza y sin romper las reglas. Schumi siempre ha sido especialmente bueno en eso; tanto cuando contaba con un monoplaza superior como cuando no lo ha hecho. Michael es un piloto que siempre está dispuesto al cuerpo a cuerpo, como demuestran sus acciones pasadas y las más recientes en Mercedes. De hecho, nadie puede negar que, incluso cuando tiene un toque con un rival, estos no suelen ser tan fuertes como los toques de los pilotos más agresivos de la parrilla.

Esto se debe a que Schumacher calcula un poco más sus ataques. Aunque tiene esa pasión que no concuerda demasiado con el ser alemán, es alguien que siempre está dispuesto a probar una trazada nueva, para ver si funciona mejor. Durante su época en Ferrari se daba auténticos hartones de probar cosas, siempre con el objetivo de encontrar algo nuevo. Su talento es innegable, pero su mejor característica siempre fue la del trabajo duro. Esto nos demuestra que no pertenecería al grupo de Sebastian Vettel, quien consigue ser extremadamente rápido sin apenas probar. Schumacher, por su parte, se sube por los pianos, frena tarde y “maltrata” el coche, siempre y cuando eso le haga ir más rápido.

También es cierto que, tal y como ya comentamos con Mark Webber, Schumacher tiene un pilotaje más clásico, más directo, aunque se parece a Vettel en que juega con la zaga del coche, cuando éste está reglado tal y como le gusta al heptacampeón (lo vimos en Mónaco, el sábado, por ejemplo). También sabemos que a Michael le gusta más un coche que sobrevire, en vez de un coche que subvire, y esa fue la base de su mal rendimiento en 2010, pues el coche tenía más subviraje del que los anteriores coches de Michael habían tenido nunca.

A día de hoy, probablemente el punto más fuerte de Schumacher sea la experiencia, que le hace ser conocedor de muchísima información que puede ser especialmente útil en cualquier circunstancia. Pero esa experiencia lleva consigo su más que probable punto débil, que es la edad. Aunque soy el primero en afirmar que a pesar de la edad, Michael sigue siendo rápido y capaz, también es cierto que es imposible que esté igual de bien a nivel de pilotaje que en 2001 o 2002.

Queda visto, pues, que si Schumacher es el principal ejemplo de piloto de estilo Duro es porque, a pesar de tener puntos importantes y muy visibles de otros estilos, casi nadie dudaría de que pertenece a ésta categoría por su forma de pilotar. Puede no ser agresivo como Lewis Hamilton o Pastor Maldonado, pero defiende como el que más y siempre estará dispuestos a una lucha, si ello le puede ayudar a obtener un buen resultado. Además, como buen piloto Duro, no se rinde nunca, algo aplicable a los demás que veremos hoy.

Kimi Raikkonen Canada 2012 Lotus

Kimi Raikkonen

El segundo piloto de hoy es un ejemplo muy curioso, pues por personalidad, no le tocaría estar aquí, a Kimi. Al menos no la personalidad que se le supone. Pero lo cierto es que Kimi Raikkonen es mucho más encendido de lo que muchos se piensan. Bajo la fachada de “Iceman” se esconde un piloto al que le habría gustado competir en los años 70, que disfruta con la vida, que quiere competir antes que hacer el “paripé” para los patrocinadores y que, una vez en la pista, lo da siempre todo.

Ahí está la clave. Puede que en 2012 Raikkonen no haya estado siempre delante, pero cuando lo ha estado, ha luchado hasta el final. Carreras como la de Bahréin, Barcelona y Hungría nos demuestran que se parece mucho a Schumacher en este sentido. Cierto es que Kimi tiene un punto de Preciso, pues su talento natural es impresionante, y necesita que el coche se adapte muy específicamente a él para ir bien. Pero se trata de un luchador nato, de esos pilotos que disfrutan con las batallas con otros pilotos.

Cuando el finlandés volvió a la Fórmula 1, explicó que durante las pruebas había disfrutado, pero para lo que él venía era para disputar las carreras. Pilotar un Fórmula 1 estaba bien pero competir contra otros 23 pilotos es lo que él quiere verdaderamente. Posiblemente por eso le llamara la atención la NASCAR. Raikkonen siempre está listo para correr, listo para dar lo mejor de sí mismo y a pesar de su carácter aparentemente frío, es del tipo de piloto que marca vuelta rápida en el último giro.

Hay quien dirá que el año de Ferrari fue más conservador; nada más lejos de la realidad. Raikkonen recuperó esa temporada a base de carreras espectaculares, vueltas a fondo y el esfuerzo necesario para maximizar los resultados. No se andaba con chiquitas el bueno de Kimi Raikkonen, como esperamos de él los que sabemos como de apasionado es en realidad. Creo también que ahí está la gracia de Raikkonen; ver como una persona que parece fría se transforma por completo al subirse al coche. Kimi tiene una particularidad que os invito a comprobar viendo vídeos. Es muy suave y preciso en la entrada en curva… y acaba dando un volantazo en el vértice. Conducción muy específica que le ha dado problemas con la dirección asistida del Lotus.

Su punto fuerte es sin duda el ritmo de carrera. En ocasiones es como una apisonadora, y eso demuestra que lleva en el alma la competición de forma clarísima. No sabe dar el máximo si no está en un circuito con una carrera en marcha y con objetivos claros, ya sea por delante o por detrás. Eso es posiblemente lo que haga que sus clasificaciones no sean muy espectaculares ni muy exitosas. Este sería, pues, su punto flaco, ya que en la Fórmula 1 actual, salir delante es muy importante, puesto que ayuda a perder menos tiempo frente a los líderes.

Kimi Raikkonen es un piloto de estilo Duro, tiene pasión por las carreras y ha vuelto para competir y para ganar. No hay que descartarle de ahora en adelante, y estoy seguro que el día en que el Lotus esté un poco mejor que en las últimas carreras, Kimi tendrá aún motivación y volverá a demostrar porqué tenemos que situarle en este grupo.

Fernando Alonso Canadá 2012

Fernando Alonso

Fernando Alonso, como Michael Schumacher, es un piloto muy completo, y en ocasiones puede parecer difícil situarle en uno u otro grupo. A pesar de ello, cuando uno analiza la conducción del asturiano y su forma de enforcar las carreras, pronto se hace evidente que hay sitios donde no cuadra. Por ello, podemos decir con facilidad que Alonso no pertenece al grupo de los Conservadores, o de los Modernos. Algunos dirían que Fernando es un piloto Preciso, pero no creo que sea así. El de Ferrari no aplica precisión a sus trazadas; no le hace falta.

Realmente, cuando uno ve pilotar a Fernando, no da la sensación de que el coche no se mueva y que vaya sobre rieles. Un poco al contrario, pues Alonso es de esos que siempre está apretando; y por ejemplo se sube mucho a los pianos, tradicionalmente. Eso no significa que no conozca la palabra “moderación” o “control”, pues realmente, si algo tiene Alonso es que, para mí, es el más cerebral de los pilotos Duros que tenemos en la Fórmula 1 actual. Donde otros solo seguirían presionando sin pensar, Fernando es capaz de soltar un poco el acelerador, o dar el 110% en ciertas situaciones.

Desde su época de Renault, Alonso ha demostrado que su mayor virtud es esa capacidad de pelea que le caracteriza por encima de cualquier otra característica, hecho que le honra, pues incluso con el Ferrari del año pasado, seguía dándolo todo y obteniendo resultados que prácticamente nadie en la parrilla de la Fórmula 1 habría podido igualar con ese coche. Buscarle ahora un punto débil a Alonso es casi imposible, pues lo único que se puede encontrar es un “punto no tan fuerte”, en vez de un punto débil de verdad.

Estaríamos hablando de su velocidad pura, que probablemente esté por debajo de la de Lewis Hamilton o la de Sebastian Vettel. Fernando está entre los más veloces, y está claro que cuando tiene el día, puede superar a quien sea. Pero también Jenson Button, y todos sabemos que la velocidad pura no es lo suyo. En este sentido, Alonso saca el máximo provecho de sus puntos fuertes para compensar ese 1% de velocidad que pierde con respecto a ciertos rivales en la categoría. A fin de cuentas, uno solo gana de verdad cuando no subestima a los oponentes.

Fernando está en una edad en la que aún sigue evolucionando como piloto, aunque poco le queda ya en cuanto a evolución. Cuando estaba en Renault tenía más potenciado el elemento luchador, y menos el cerebral que tiene ahora, o esa capacidad de cometer tan pocos errores que le caracterizan. En palabras suyas, con las que concuerdo, el único error de verdad de este año fue en la sesión clasificatoria de Melbourne, donde tocó la hierba en la frenada y se salió de pista.

Jean Eric Vergne Sepang 2012 STR

Jean-Eric Vergne

El debut de Jean-Eric Vergne en la categoría fue toda una sorpresa si tenemos en cuenta su experiencia y sus resultados. Lógico habría sido verle un año más en la Fórmula Renault 3.5 o incluso un año en la GP2, pero sube a Toro Rosso en un año muy complicado para el equipo y en el que destacar no va a ser fácil. El francés ha demostrado que tiene garra… quizás demasiada. No es un piloto de los que consideraríamos Agresivo, pero sí que es Duro, ciertamente. Jean-Eric siempre ataca, siempre está en guardia.

Eso es, probablemente, lo que le ha hecho sufrir más con respecto a su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, más tranquilo aunque también con más experiencia. Vergne ha demostrado en ocasiones muy concretas que su estilo Duro puede funcionar. Pero sufre un poco de lo mismo que Kimi Raikkonen; sus ganas de disputar carreras, de batallar con otros pilotos, en definitiva, de ser piloto de carreras. Todos los pilotos Duros pecan de lo mismo, y es que aunque son excelentes pilotos el domingo, el sábado les falta algo, y a Vergne se le nota. Además, esto le hace cometer bastantes errores.

Normalmente un piloto joven destaca antes el sábado que el domingo, pero eso no sucede si eres Duro y demuestras que lo tuyo es el ritmo de carrera. Gracias a ello y a un poco de picardía se llevó unos puntos muy valiosos en Malasia, y pudieron haber sido más en Mónaco, pero el equipo decidió apostar a doble o nada cuando parecía que la lluvia podía llegar. En caso de haberlo hecho, podríamos estar hablando de al menos un podio y seguramente una victoria, pero el líquido elemento no llegó y se quedaron sin puntos.

El piloto francés es un piloto de carreras; no es explosivo ni espectacular, pero es lo que llamaríamos un “corredor” hecho y derecho. Es por ello que pertenece a estre grupo tan particular, pues sus fortalezas se centran en el domingo y en estar listo para combatir bajo cualquier circunstancia, además de centrar su pilotaje en aprovechar todo el espacio disponible. Aún le queda por aprender, pero su fortaleza es el ritmo de carrera, que está a la altura de la de su compañero de equipo, mientras que el punto flaco (y muy flaco) está en las sesiones clasificatorias.

Vitaly Petrov 2012 Valencia

Vitaly Petrov

El primer piloto ruso de la Fórmula 1, que también es el primero de su país en subirse al podio, pasó sin pena ni gloria por Lotus, en cuanto a su segunda temporada se refiere. Pero tanto en 2010 como en 2011, e incluso alguna vez en 2012 ha demostrado que es un piloto de carrera, de esos que lo dan todo aunque le falta velocidad de forma relativamente clara. Nunca ha sido un gran clasificador, pero es de esos que aprovecha todo el ancho de la pista, y sabe defenderse de los rivales. Que se lo pregunten a Fernando Alonso.

Pero al margen de defenderse como cualquiera de los pilotos más fuertes del mundial, Vitaly Petrov ha estado más cerca de Heikki Kovalainen de lo que nunca lo estuvo Jarno Trulli, y ello se debe a la capacidad de Petrov de tener un buen ritmo de carrera, y en ocasiones incluso mejor que el de Heikki. En Valencia, por ejemplo, el buen ritmo de carrera del ruso junto a una buena estrategia le dejaron en una buena posición para intentar llegar a los puntos, pero en la Fórmula 1 todo puede pasar, y problemas cerca del final le privaron de lo que habría sido un resultado de ensueño.

Vitaly ha estado sufriendo, como podemos esperar, en los sábados, donde Heikki Kovalainen le da un repaso digno de mención, pero en carrera las cosas se igualan. Habrá que ver como evoluciona el Caterham y como sus dos pilotos se adaptan a la circunstancia, pero Petrov podría dar alguna sorpresa si en algúna carrera llueve o el Caterham llega a mezclarse con los Toro Rosso a finales de año. No en vano es un piloto de los de pelea y si hay puntos en juego, va a arriesgarse.

Por lo tanto, su punto fuerte sería el ritmo de carrera y, como ya vimos en 2010, su habilidad en defenderse de los ataques de los coches que le persiguen, algo que ya demostró de nuevo en Valencia con el Caterham. Su punto débil, lógicamente, es la falta de calidad en los sábados. Además, por lo que se dice en el paddock de la Fórmula 1, no es de los pilotos con mejor ética del trabajo… aunque esto ya no está tan relacionado con la conducción en sí misma.

Felipe Massa 2012 Mónaco Chicane

Felipe Massa

De entre los 24 pilotos de Fórmula 1 que participan en esta temporada, Felipe Massa es quien más complicado me resulta valorar. Ante todo, porque el Felipe Massa actual no creo que sea el “de verdad”. El brasileño sufrió en 2009 el accidente que todos conocemos, y a la vuelta se encontró con un Fernando Alonso dominador y con todo el equipo Ferrari a su alrededor. Si Massa aún tenía en su cabeza algo de su pasado, acabó de perderse tras ese mensaje de radio en el que le pedían de forma oculta que dejara pasar a Fernando Alonso.

Desde entonces, un solo podio en Corea en 2010 y Felipe Massa no ha vuelto a pasar del cuarto lugar en una carrera, a pesar de sus esfuerzos. El piloto de Ferrari parece haberse perdido y no le reconocemos en las carreras. Es cierto que en algunas de ellas, como en Mónaco y en Canadá, vimos a destellos del viejo Massa, de ese que era capaz de realizar maniobras increibles, que siempre estaba listo para combatir y que era casi tan competitivo el sábado como el domingo. Un poco en ese Massa “clásico” (por así decirlo) me he basado para comentarlo.

Normalmente, diríamos que Felipe es un piloto Agresivo, pero sus años de Ferrari demostraron que se había tranquilizado, y era capaz de combinar adelantamientos dignos del piloto más agresivo del campeonato con carreras sólidas y trazadas aprovechando el máximo de la pista, dignas del típico piloto Duro. Ese es el Felipe Massa que nos gustaría volver a ver y el que considero como el verdadero, aunque también tengo que admitir que Felipe es el piloto que más se parece a lo que yo llamaría “híbrido” entre dos categorías distintas.

Además, sucede que el brasileño tiene un problema que ya describí con los pilotos precisos. Tienen un pilotaje tan innato que necesitan que el coche les permita hacer lo que ellos quieren. Cuando el coche es competitivo, Felipe es capaz de rendir a un nivel muy alto, tal y como vimos en 2006, 2007 y 2008, además de algunas carreras en particular de 2009. De hecho, el mejor Felipe Massa sería un compañero perfecto para Alonso, pues ayudaría al equipo a sumar puntos y mantendría a Alonso “en tensión” para no relajarse. Desgraciadamente, ese Felipe Massa parece desaparecido.

De hecho, el motivo de su desaparición se explica por el que yo creo que es su punto débil, y es que su pilotaje depende demasiado de su cabeza. Hay pilotos que ante las dificultades, se crecen. Massa, por su parte, sufre el proceso inverso, y ante las dificultados, se viene abajo. Cuando las cosas no van bien, parece obsesionarse con los problemas y no recupera su velocidad. Así llegamos a la situación actual. En cuanto a su punto fuerte, me atrevería a decir que hoy en día no hay ninguno, al menos no cuando se le compara con lo que debería hacer.

Pero hablando del punto fuerte de su pilotaje, tendría que decir que es precisamente esa agresividad que aprendió a controlar. Es difícil que un piloto agresivo deje de serlo, pero Massa consiguió pasar de ser un “destroyer” a simplemente un piloto con mucho olfato para los adelantamientos. Quizás el cambio de normativas de 2008 a 2009 y en adelante le afectara, y es posible que se adaptara mejor a esos monoplazas que a los actuales. Es posible que jamás lo sepamos, pero a mi me gusta recordar el Massa de verdad, ese que vemos siempre en Mónaco, atacando y derrapando.

En Motorpasión F1 | El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: presentación, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Conservador”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Preciso”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Moderno”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios