Encuentro Marca de Fórmula 1: Marc Gené y Stefano Domenicali estuvieron en Madrid

Sigue a Motorpasión F1

Marca Domenicali 2012


El Diario Marca, con el apoyo de Acer y el Banco Santander, celebró este viernes un encuentro sobre Fórmula 1 en las instalaciones del Comité Olímpico Español, en Madrid, al que asistieron distintas figuras del automovilismo español además de Marc Gené y Stefano Domenicali respresentando a Ferrari. Aunque las charlas versaban sobre el futuro de la Fórmula 1, el futuro de nuestro automovilismo y la inversión publicitaria en F1, la actualidad obligó a cambiar los planes y éstos fueron preguntados por la resolución del caso de las banderas amarillas en Interlagos, que se produjo de forma casi instantánea.

En la primera charla, en la que estuvieron presentes además de Gené, Jaime Alguersuari padre, Roberto Merhi, Carlos Abella, Joaquín Verdegay, Miguel Sebares (de Acer), Jose María Rubio y Miguel Sanz como moderador, se arrancó hablando del polémico adelantamiento de Sebastian Vettel a Jean-Éric Vergne. Entre lo más destacable (hasta ese momento no se habían producido los comunicados oficiales de la FIA y Ferrari), las intervenciones de los federativos Verdegay y Abella. El primero, que dijo haberse pasado por la FIA el día anterior, subrayó la necesidad de que haya “hechos nuevos” para la aplicacíón del famoso artículo 179 bis que otorga derecho de revisión sobre cualquier prueba FIA hasta el 30 de noviembre, algo que a su juicio faltaba para que Ferrari pudiera interponer una reclamación al respecto, mientras el segundo explicó cómo funcionan los paneles luminosos de pista y el ‘display’ electrónico del cockpit a través de señal wifi, que en ocasiones puede retrasar el buen funcionamiento del sistema y al mismo tiempo no refleja el punto exacto en el que deja de haber situación de bandera amarilla, al haber puestos de comisarios entre medias.

Por otra parte, subrayaron la existencia de más puestos de comisarios que paneles luminosos, algo clave, a su juicio, para entender la resolución de la polémica, al igual que la prevalencia de la bandera sobre esos paneles, “algo que los pilotos ya saben”, según dijo el fotógrafo y periodista José María Rubio. En todo caso, Joaquín Verdegay, comisario FIA, consideró la actuación de Ferrari “muy coherente” y “absolutamente irreprochable”. En cuanto a Marc Gené se limitó a explicar que “Ferrari hizo una pregunta clarificadora, es normal que pregunte, poco más puedo decir”.

Otro frente abierto fue la razón de ser del equipo Toro Rosso, un tema sobre el cual Miguel Sanz interrogó explícitamente a Jaime Alguersuari Sr., que aunque intentó evadir la respuesta siguiendo con el caso de las banderas (habló de títulos decididos en maniobras similares, quizá pensando en la última prueba del Open Nissan 1999 y el adelantamiento de Fernando Alonso a Manuel Giao), terminó mordiendo el anzuelo, clamando que “Sebastian Vettel no ganó en Monza 2008 con un Toro Rosso, lo ganó con un Red Bull vestido de Toro Rosso. Red Bull fabricaba cuatro coches en la misma fábrica”. Roberto Merhi respondió poco más tarde recordando que “Toro Rosso ganó cuando Red Bull no lo hacía”. El mandamás de RPM prosiguió afirmando que que los pilotos de Toro Rosso “tienen que ceder su posición a los Red Bull, e incluso abandonar si es necesario”. Para cerrar el tema Miguel Sanz dijo incluso que “Vettel tiene una autopista cuando remonta”.
Marca Charla1 2012
También se puso de relieve el debate sobre la importancia del piloto en la actual Fórmula 1., abriendo la veda Jaime Alguersuari Sr. al afirmar que “es difícil considerar a la F1 un deporte, porque es una competición de ingenieros” y explicar que a su juicio el problema reside en que a ella no acceden los mejores por ranking, como ocurre, según él, en otros deportes como el tenis. Tras poner él los nombres de Kobayashi o Kovalainen sobre la mesa, y resumir que el acceso a la Fórmula 1 hoy por hoy se limita a tener detrás “una institución o una maleta” (dejando a su propio hijo en la primera categoría, en referencia a Red Bull), Roberto Merhi se sumó hablando de Nico Hülkenberg, y contando su propia experiencia, dejando claro cómo en los últimos años pilotos como él o Valtteri Bottas han huido de la GP2 por su alto coste y su “irrelevancia”. Incluso tuvo palabras para Aleix Alcaraz, piloto catalán de su quinta que ahora se dedica a la práctica del skeleton.

Del mismo modo hubo hueco para HRT, en el último día del plazo para la inscripción al Mundial 2013. José María Rubio habló de una posible extensión del plazo, y comentó cómo desde el equipo esperaban la llegada de “apoyos institucionales que fallaron”, además de alabar a KH-Lloreda por cómo ha aprovechado su patrocinio para expandirse por Asia y Sudamérica. Marc Gené consideró también que el problema de base es que “en España sólo nos volcamos con el que gana”, citando como proyectos fallidos Epsilon Euskadi, Seat en el Mundial de Rallyes o Bravo F1, experiencia que vivió en sus carnes su propio hermano Jordi Gené. Rubio dijo que frente al motociclismo, la F1 estaba quizá falta de apoyo institucional en España, aludiendo a la presencia del presidente mexicano en el GP de Estados Unidos, algo a lo que Joaquín Verdegay respondió dejando caer que “no falta gestión, sobra crisis”.

En el debate sobre la calidad de Fernando Alonso y Sebastian Vettel, Marc Gené admitió que el alemán es justo campeón pero recalcando que “la facilidad con la que ha ganado sus campeonatos es anormal”, mientras consideraba al asturiano el mejor piloto del año. Tampoco se ahorró sus elogios Jaime Alguersuari, hablando del “oficio” que sólo unos pocos tienen, entre ellos el español de Ferrari. Roberto Merhi en cambio salió en defensa del triple campeón del mundo, diciendo que “hizo un carrerón en Brasil”.

Para terminar, se habló también del futuro. Gené criticó la estética de los actuales monoplazas, al tiempo que hablaba maravillas en cuanto a su belleza y su tecnología, del F2004, y dejó entrever ciertas reticencias hacia la abundancia de ‘tilkódromos’ en el calendario. José María Rubio propuso además la prohibición de la radio entre piloto y equipo para así dar más libertad a este último. MotorpasiónF1 preguntó además al piloto de pruebas de la Scuderia sobre la regla que FIA y equipos han tumbado para 2014, y que iba a obligar a los monoplazas a cruzar el pitlane en modo eléctrico, algo que ya exige la FIA para la homologación de LMP1 híbridos. Gené alegó problemas de seguridad, contando una anécdota sobre cómo casi atropelló a su perro cuando salió de su garaje conduciendo por primera vez un híbrido, y de fiabilidad al no ser sencillo el sistema para cambiar de motor de combustión a utilizar sólo la energía procedente de los sistemas de recuperación de la misma. Aún así concedió que no se explica muy bien esa situación que deja a la Fórmula 1 con varios años de retraso con respecto a la resistencia, en el plano tecnológico al menos.

Marca Charla2 2012
Poco después se daba paso a la segunda mesa del día, compuesta por el director de Marca, Óscar Campillo, Juan Manuel Cendoya, del Banco Santander, y la estrella de la jornada, Stefano Domenicali. No empezó muy bien, pues Campillo reconoció que “este foro estaba previsto para celebrar el Mundial (de Alonso)”, tomando justo después la palabra Domenicali en un largo discrso de análisis de la temporada.

El italiano lamentó que a Fernando Alonso se le escapara el título “tras su mejor temporada como piloto”, para luego hacer hincapié en los tres puntos de diferencia entre él y Vettel y en los dos ceros provocados por las salidas de los GGPP de Bélgica y Japón. Aún así, dijo “debemos estar orgullosos del año que hemos hecho”, sacando pecho por la fiabilidad del F2012, el nivel del equipo en las paradas en boxes, y el final de temporada en términos cuantitativos, y no de rendimiento, de Ferrari. De hecho, valoró la temporada del equipo italiano en un siete sobre diez, “un nueve si hubiésemos ganado el campeonato”. Además, se puso a reflexionar sobre la adaptación a los tiempos modernos de la Scuderia, y valoró el papel de las nuevas tecnologías y las redes sociales, quizá en un guiño a lo sucedido en los últimos días.

En la segunda parte de la charla, el máximo responsable de la Gestione Sportiva de Ferrari se sometió al cuestionario elaborado por los lectores de Marca, explicando que tras aparecer las imágenes del adelantamiento de Sebastian Vettel (a quien evitó nombrar, al igual que Red Bull, en toda su intervención) a Jean-Éric Vergne, “era un deber de Ferrari asegurarse” de su legalidad, subrayando además que “no buscábamos restar méritos al hombre que ha logrado el título”. Las referencias indirectas al trauma de Abu Dabi 2010 fueron constantes, y Domenicali dijo que “tras perder el título dos veces en la última carrera, nos toca ganar”. Fuera de las intervenciones del hombre fuerte de Maranello, destaca cómo Juan Manuel Cendoya resaltó el valor de México para la Fórmula 1, insinuando la vuelta de su Gran Premio al comentar que “tendrá mucha importancia en el futuro”.

Por último, Domenicali esquivó elegantemente varias preguntas, como una que le pedía valoraciones sobre cómo Red Bull bordea el reglamento y otra acerca de posibles ofertas de Ferrari a Adrian Newey, evitando también hacer declaraciones contundentes sobre los problemas en el túnel de viento de la Scuderia: tan sólo reconoció que prefiere “no hablar muy alto”. Sí fue claro a la hora de romper una lanza en favor de Felipe Massa, destacando su final de año y cómo se ha sacrificado al final para ayudar a Fernando Alonso, si bien prefirió evitar mayores aclaraciones sobre cuán diferentes eran los monoplazas del brasileño y el español en la recta final del año, algo que Marc Gené trató de explicar previamente: mientras que en Austin el coche de Alonso portaba mejoras que el de Massa no tenía, en Interlagos fueron idénticos.

Fotos | Unidad Editorial

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios