Sigue a Motorpasión F1

Fernando Alonso

Carrera perfecta. No creo que haya una forma mejor de definir lo que hoy han conseguido Fernando Alonso y Ferrari. Desde la misma salida, en la que Alonso se beneficiaba de la salida tipo Webber de de Kimi Raikkonen, hasta la bandera a cuadros. Si Ferrari quiere volver a saborear los laureles del éxito, lo sucedido hoy debe ser el guión a seguir por todos.

Pero ya no es sólo la mágnífica estrategia, que en esta ocasión ha perjudicado a Felipe Massa y lo ha condenado a un mal resultado, ni por las paradas en boxes (sin ningún tipo de problemas ni incidentes), ni por tener que decirle a Alonso que no hacía falta presionar en las últimas vueltas (es lo que tiene sentirse cómodo dentro del monoplaza). Ferrari ha completado la carrera perfecta aunque hay que rascar un poco más buscar razones concretas.

Por fin, tras muchos años de espera, el Ferrari F138 es un monoplaza completo desde el comienzo de la temporada. Algo que permite a los pilotos rodar pensando en ser el más rápid no en si al coche le falta agarre o que desgasta demasiado los neumáticos. Quizás este último punto es la razón más importante.

Trabajar bien con los neumáticos, sea el compuesto que sea, es algo fundamental para consechar un buen resultado y en lo que llevamos de campeonato Ferrari ha demostrado que en esto han trabajado mucho, lo suficiente para ser la referencia y que la teórica superioridad mostrada por Lotus sea cosa del pasado.

Otro punto interesante, y que hemos visto en carrera, es que el Ferrari F138 tiene una velocidad punta lo suficientemente alta como para permitirse quitarse rivales, uno detrás de otro, sin perder demasiado tiempo. Algo de lo que Fernando Alonso se ha podido beneficiar durante toda la carrera. Eso hace que por un lado no tengas que invertir, y gastar gomas, demasiado tiempo detrás de un rival, y por otro hace que puedan conseguir rodar con aire fresco.

En resumen, un mar de ventajas que demuestra que, por fín, en 2013, Ferrari tiene todos los mimbres para luchar por el título dependiendo de si mismos y no esperando el fallo de los demás como ha ocurrido en los últimos años. Es por ello, que para Fernando Alonso y Ferrari, este año sí es el suyo.

En Motorpasión F1 | Gran Premio China Fórmula 1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios