Ferrari World Finals 2010. Éxtasis rojo en el Circuito de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo

Sigue a

ferrari-world-finals-2010-460.jpg

Durante cuatro días el universo Ferrari tuvo su epicentro en el circuito de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo de Cheste con motivo de las Ferrari World Finals. Cuatro días en los que se pudo disfrutar de Ferrari, en toda su extensión. Vehículos clásicos, de calle, los Programas XX, la competición y por último y como broche final, la razón de ser de la marca italiana: la Fórmula 1.

Pero vayamos por partes. Las Ferrari World Finals se componían de diversas partes. Por un lado la actividad en circuito para los afortunados millonarios que pueden disfrutar de un Ferrari de competición clásico o incluso más moderno. La Ferrari Historic Race Trofeo Shell está reservada para modelos de competición no procedentes de la Fórmula 1, como los Ferrari 275 GTB, los Ferrari 512 BB LM o el Ferrari 308 GTB entre otros. Un total de 10 modelos con más de 30 años de diferencia entre el Ferrari 250 GT Berlinetta y el Ferrari F40 LM de 1992.

La Ferrari F1 Clienti no es nueva para cualquier seguidor de Racingpasión. Los monoplazas del Mundial de Fórmula 1, con al menos dos años de antigedad, son vendidos, y posteriormente puestos en pista bajo la total supervisión de la escucedería italiana. Para verlos en pista tenemos que esperar a estos eventos, así como los Ferrari Days. En resumen, cuando Ferrari quiere. Una ocasión única de disfrutar de modelos que triunfaron en el pasado. Principalmente de la época de Michael Schumacher aunque ya podemos ver en pista el Ferrari F2007 con el que Kimi Raikkonen se proclamó campeón del mundo.

ferrari-world-finals-2010-626.jpg

Por último, los Programas XX. Los FXX, están basados en el Ferrari Enzo mientras que los 599XX, están desarrollados a partir del Ferrari 599. Coches de calle hipervitaminados más cercanos a la competición pero que no tendrían hueco bajo las distintas reglamentaciones. Un trofeo monomarca sin carreras de por medio con modelos exclusivos.

La competición pura y dura tiene cabida con las finales de las distintas Challenge Ferrari, europea, norteamericana y europea. En Cheste hubo tantos Ferrari F430 Challenge que mirases por dónde mirases siempre tenías uno delante de los ojos. Y ellos pusieron el picante en la pista. Es lógico que un propietario de un Ferrari clásico no quiera poner en peligro su posesión. Todo lo contrario que en la copa monomarca en la que los pilotoos no dudan en poner toda la carne en el asador para adelantar una posición. Y eso se nota en los boxes cuando toca reparar los numerosos daños.

El colofón final tuvo lugar en la jornada del domingo. Primero una exhibición con los Ferrari F430 GT2 procedentes del International GT Open, las Le Mans Series y las American Le Mans Series. Álvaro Barba, vencedor del campeonato continental de GT Sport fue uno de los grandes protagonistas.

Por último, la Fómula 1. Fernando Alonso, Felipe Massa y Luca Badoer saltaron a la pista con dos Ferrari F10 y un Ferrari F60 respectivamente. Tras la simulación de las paradas en boxes, terminaron la exhibición con los tres pilotos haciendo ceros y quemando rueda. Antes, los pilotos titulares de la escudería y Luca Cordero Di Montezemolo tuvieron la opotunidad de dar un par de vueltas al trazado en vehículos clásicos. Fernando Alonso se puso al volante de un presioso Ferrari 375 Indianapolis de 1954, mientras que Felipe Massa condujo un Ferrari 500 TRC de 1957. Justo detrás, Luca Cordero di Montezemolo hizo de chofer de Emilio Botín a los mandos de un Ferrari California de 1961. Todos ellos restaurados por Ferrari Classiche. El departamento encargado de restaurar estas pequeñas joyas del automovilismo.

Ferrari World Finals 2010

Ver galería completa » Ferrari World Finals 2010 (108 fotos)

En Racingpasión | Ferrari Finalli Mondiali 2010: la exhibición de la Scuderia
Fotos | Hunaudieres

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios