Sigue a

Niki Lauda 1984 Portugal

Ante el Gran Premio de Abu Dabi, hay que tener en cuenta que no hay demasiada historia en la Fórmula 1 en ese pais. Desde 2009 tan solo, la Fórmula 1 disputa aquí una carrera que empieza de día y termina de noche. En ese sentido, de nuevo hemos decidido tratar una carrera de Fórmula 1 de un sitio que no tiene hoy en día. El Gran Premio de Portugal de 1984 era la última carrera de la temporada, y Niki Lauda llegaba con tan solo tres puntos y medio de ventaja sobre Alain Prost, en segunda posición.

El francés estaba en especial buena forma, habiendo ganado la semana anterior en Nürburgring, y los dos McLaren-TAG Porsche, con el doble de puntos que los rivales, a priori dominarían la última carrera. El equipo de Ron Dennis sabía desde hacía carreras que el título estaría entre los sus pilotos, así que tenían libertad total de luchar como quisieran. Evidentemente, siempre habría que tener en cuenta la sensación de la temporada, Ayrton Senna, con el Toleman-Hart.

Entre la lista de inscritos, encontramos grandes nombres consagrados como Keke Rosberg, Nelson Piquet o Jacques Lafitte en una de sus raras apariciones fuera de Ligier, además de los propios Niki Lauda y Alain Prost. También hay pilotos punteros como Michele Alboreto y René Arnoux en Ferrari, Riccardo Patrese en Brabham, y pilotos de futuro como Nigel Mansell y Gerhard Berger. Uno de ellos tendría un papel clave en el desarrollo final de la carrera.

Portugal 1984

La pole position la marcó un Nelson Piquet con una temporada bastante mediocre, mientras que Alain Prost se clasificó en segunda posición. Niki Lauda, por su parte, no pudo pasar de una más que modesta undécima posición que no parecía suficiente como para salvar el título. Ayrton Senna estaba en tercera posición en la parrilla de salida, confirmando que sería un rival peligroso con Lotus en 1985. Keke Rosberg, Elio de Angelis y Nigel Mansell serían pilotos a tener en cuenta, ocupando las posiciones cuarta a sexta.

La carrera vió a un Keke Rosberg muy espabilado que aprovechó una salida excepcional para situarse en primera posición y además se escapó del grupo con relativa facilidad. Se mantendría en primera posición durante media carrera hasta que su motor dijo basta y se vió obligado a abandonar. Alain Prost heredó un liderato importantísimo que le daba el título, aunque Niki Lauda recuperaba a marchas forzadas. Llegando hacia el final de carrera, el austríaco había llegado hasta la tercera posición.

Si la carrera terminaba así, Alain Prost era campeón por un punto y medio, pero Nigel Mansell fue la clave de esta última carrera y un trompo causado por problemas de frenos resolvió la situación. Niki Lauda era segundo y, por lo tanto, campeón del mundo de Fórmula 1 por tercera vez, primera con McLaren, por tan solo medio punto. Curioso el hecho que la carrera de Mónaco fue parada, en parte, para proteger la victoria de Alain Prost. Pero si hubiera terminado la carrera con distancia normal y en segunda posición, el francés habría ganado.

Portugal 1984 Grupo

Una anécdota curiosa se da en el podio, que por cierto completa Ayrton Senna con el Toleman. La mujer de Niki Lauda se acercó a Alain Prost y le consoló por no haber ganado el título, asegurando que él ganaría más títulos en el futuro, mientras que Niki Lauda tenía en 1984 su última oportunidad de luchar por ganar. Casi como palabras recitadas por una adivina, Niki Lauda no pudo luchar por el título en 1985, mientras que Prost ganaría las siguientes dos campañas y otras dos más adelante.

Además, el podio de Portugal supuso la penúltima vez en que Ayrton Senna, Alain prost y Niki Lauda coincidieron en un podio de Fórmula 1, así como el penúltimo podio del austríaco. Aún llegaría un podio más, que compartirían los tres de nuevo, en el Gran Premio de Holanda de 1985, que además sería la última victoria del tricampeón. Finalmente, como anécdota, la de 1984 fue la última temporada que terminó en Europa hasta 1997, en el circuito de Jerez.

Niki Lauda Alain Prost 1984

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios