La degradación inducida de los Pirelli arruinará todas las estrategias

Síguenos

PirelliF1

En las sesiones de test, realizadas en Barcelona, las escuderías se han quejado de que los neumáticos Pirelli de esta temporada experimentan una degradación inducida que, más allá de contribuir con el espectáculo, ha generado todo lo contrario, por lo que se teme que las estrategias de carrera resulten en un tormento.

El rechazo colectivo a esta nueva serie de gomas, predispuestas para autodestruirse según el criterio del fabricante, ya han generado una serie de críticas nada favorables. El miércoles, el piloto mexicano Sergio Pérez, del equipo McLaren Mercedes, declaró que los neumáticos se degradan de manera escandalosa, sin importar el ritmo que se tenga.

Es una sorpresa desagradable. Las bajas temperaturas hacen que sea peor. Si no se hace algo al respecto, probablemente en Melbourne estaremos haciendo siete o diez paradas en boxes.

Por su parte, Daniel Ricciardo, piloto de Toro Rosso, manifestó que, en sus vueltas al circuito de Catalunya, fue impactado varias veces por los pedazos de goma que se desprendían de los demás monoplazas. El piloto australiano también exteriorizó su preocupación porque el desgaste de los neumáticos de este año es alarmante en comparación con los del año pasado.

En todos los garajes las impresiones eran similares. En estos test, los Pirelli condicionaron las configuraciones y las soluciones técnicas porque el comportamiento de los coches no concordaba con lo pronosticado por las escuderías. Con la primera válida a la vuelta de la esquina, se espera que la llantera italiana mejore la calidad de sus productos antes de que en Melbourne se observe una peregrinación en vez de una carrera.

Vía | yallaf1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios