La victoria de Kimi Raikkonen, ¿cuestión de neumáticos?

Sigue a

Kimi Raikkonen

Hoy, Kimi Raikkonen se ha hecho con una imponente victoria. Imponente por la forma como la ha conseguido ya que a pesar de ser ligeramente intimidado por Fernando Alonso al comienzo del último tercio de carrera, a la hora de la verdad, el asturiano no se ha acercado lo suficiente como para poner en peligro la victoria del finés.

Pero a pesar de todo, seguro que algunos consideran, incluso afirman, que la victoria de Raikkonen ha sido únicamente gracias a la parada extra que han realizado sus rivales. Nada más lejos de la realidad. En realidad aciertan cuando dejan entrever que los neumáticos han jugado un papel fundamental en el resultado. Pero, ¿no es la forma de tratar/cuidar los neumáticos parte del trabajo de pilotos y de monoplazas?. En esto, hoy Raikkonen ha sido el mejor.

Mientras que sus rivales sufrían con los neumáticos superblandos, a Mark Webber le duraban cinco vueltas y a Sebastian Vettel únicamente seis, Kimi Raikkonen era capaz de estirarlos hasta las nueve vueltas. Es verdad, es la misma cantidad de giros que Fernando Alonso, pero a partir de ese momento, ya no volverían a encontrarse en el camino siendo el primer juego de neumáticos medios el elemento diferenciador.

Al piloto de Ferrari su primer juego de medidos le duraban tan sólo once vueltas (a veces la caída de prestaciones en un juego de neumáticos es preocupante), Raikkonen conseguía estirarlos las 25, lo que hacía que el último stint programado del finés tuviera ese mismo número de vueltas. Una cantidad asumible para la dupla Raikkonen-Lotus E21 y suficiente para que, si las prestaciones no decaían como en el caso del primer juego de Alonso, no sucumbir ante los ataques de sus rivales.

Si comparamos los datos de Kimi con los del resto de rivales, el piloto de Lotus sigue saliendo ganador. Fue capaz de ser el penúltimo de la parrilla en realizar su segundo pit-stop, tan sólo superado por Adrian Sutil y su estrategia “alternativa”, algo que ya lo convertía directamente en el principal candidato a la victoria que unos minutos después fue capaz de ratificar.

Y por si aún quedaran dudas, al más puro estilo Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen ha marcado la vuelta rápida de carrera en el penúltimo giro del Gran Premio de Australia y cuando sus neumáticos medios llevaban 23 vueltas. Sí, con menos gasolina en el depósito pero con más vueltas en su juego de neumáticos que nadie.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios