Lewis Hamilton ya está aquí. Bandera a Cuadros GP de Turquía 2010

Síguenos

Lewis Hamilton gana el GP de Turquía 2010

Si antes comentamos que la sensación de las seis primeras carreras había sido que McLaren, y en especial Lewis Hamilton, era mucho más rápido de lo que pudieran parecer sus resultados hasta la fecha, antes llega un doblete en seco del equipo británico, encabezado por el gran ausente de la temporada en lo más alto del podium.

De esta forma, todos los que estarán peleando por el título a final de temporada ya han logrado por lo menos una victoria, y este Mundial tiene cada vez mejor pinta. Como ya ha sucedido en varios fines de semana, volvimos a tener una carrera de lo más entretenida, con una igualdad al frente diría que casi irreconocible, y además no faltó la polémica (¡y la que queda!) en el siempre espectacular circuito de Istanbul Park (para mí es el mejor tilkódromo del calendario).

No podría empezar por otro momento de la carrera que no fuera el accidente entre Sebastian Vettel y Mark Webber. Los que hayáis visto el impresionante vuelo que protagonizó Mike Conway en las 500 millas de Indianápolis este mismo fin de semana entenderéis porque muchos pensamos que el accidente fue mucho menos de lo que podría haber sido, pero es absolutamente inadmisible que dos compañeros de equipo se toquen gas a fondo en plena recta. Perdón, no dos compañeros de equipo. Mucho peor: dos compañeros del equipo que si no hace tonterías debería llevarse el título de pilotos y el de constructores.

Y lo que sucedió en esa recta del Istanbul Park fue una soberana tontería. ¿De quién fue la culpa? Pues sinceramente, sin datos de telemetría me resulta muy difícil llegar a una conclusión de la que esté 100% convencido. Cuando vi la cámara subjetiva de Mark Webber, pensé que la culpa era sin duda de Sebastian Vettel, ya que Mark no hace ninguna corrección apreciable de su dirección; pero visto desde la del alemán, tampoco me da la sensación que Vettel se eche encima de Webber, como parecía desde la cámara del australiano. Conclusión: la culpa es del que adelanta, porque con todo lo que se están jugando estos dos, y siendo compañeros de equipo, no puedes adelantar sin un margen de seguridad razonable, y no me parece que Vettel dejara una distancia con Webber que haga pensar que tomó las precauciones necesarias. Pero repito: no es una culpabilidad indiscutible, desde mi punto de vista.

Accidente de Mark Webber y Sebastian Vettel en el GP de Turquía 2010

Sea como sea, es de nuevo un fallo de Vettel en el mismo circuito que el año pasado falló cuando parecía que tenía que empezar a poner a Button en su sitio. Y se suma a una pasada de frenada en la curva 1 en la calificación que le impidió conquistar la pole cuando vistos los libres, la Q1 y la Q2, parecía que no podía ser de otro piloto que no fuera el alemán. Vettel estaba siendo más rápido que Webber en pista en ese momento, estaba claro, pero la impaciencia volvió a jugar en su contra, y estos puntos perdidos pueden ser de oro a final de temporada. Pero no todo lo que sacó Vettel de esta carrera fue negativo.

Por primera vez desde hace ya un par de carreras, la sensación de superioridad de Mark Webber no fue tal, y en muchos momentos de la carrera daba la impresión que Vettel podía ir mucho más rápido que el alemán, algo que sin duda debe dar moral a Sebastian para las próximas citas. Pero no sólo Vettel parecía ir más rápido que Webber, sino que también Lewis Hamilton, con su McLaren, parecía capaz de superar en pista a los imbatibles Red Bull. Al final acabó superándolos por el incidente entre ellos, pero de nuevo la sensación fue que el McLaren tenía ritmo para seguir sin problemas a los Red Bull, y a saber si Lewis hubiera tirado de agresividad más avanzada la carrera para buscar su tan necesitada victoria.

Quizás más sorprendente fuera que Hamilton estuvo a punto de robarle la pole por primera vez en toda la temporada a un Red Bull, pero una inoportuna bandera amarilla en la curva 8 provocada por Schumacher dio al traste con su vuelta. El nivel del McLaren también se evidenció con la actuación de Jenson Button, que se atrevió incluso a disputarle la victoria a Hamilton en una maniobra sensacional. Pero en el cuerpo a cuerpo Lewis es mucho más valiente que Button, y le devolvió el adelantamiento en una maniobra que bien podría haber acabado de manera parecida que la de los Red Bull.

Fernando Alonso en el GP de Turquía 2010

La nota negativa del fin de semana la puso, y en mayúsculas, Ferrari. Sin ritmo, sufriendo en clasificación, y pareciendo, por primera vez, muy lejos de la lucha que ahora parece reducirse a Red Bull y McLaren, los italianos deben encomendarse a las mejores que llegarán en Canadá (recordemos que ya se encomendaron a las que llegaban en Turquía) para pensar que el título todavía es posible, que lo es. Eso sí, es inédito que Fernando Alonso ruede de una manera tan inconsistente en sus tiempos, y no quiero ni pensar la rabia de Fernando al verse en un Ferrari peleando con el segundo Renault para coger unos puntitos de consolación, ya incluso por detrás de los Mercedes. Y sobre Massa, mejor no hablar. Era su circuito, en el que batió por primera vez a Schumacher, en el que brilla con luz propia cada año, y pasó totalmente desapercibido. No es un candidato al título.

Y como siempre, acabaré con algunos breves. ¡Por fin Pedro De La Rosa pudo acabar una carrera! Y casi lo hace en los puntos. Lástima que delante tuviera a su compañero de equipo. Michael Schumacher cada vez va haciéndolo mejor, que era un poco lo que se esperaba. Williams, está siendo una de las grandes decepciones de la temporada, y no acabo de acostumbrarme a verlos luchar tan abajo. ¡Con lo que disfruté con aquellos Williams de los 90 con motor Renault! También he de decir que esperaba bastante más de Nico Hulkenberg, aunque el coche en el que ha caído no ayuda demasiado.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios