Martin Whitmarsh afirma que los pilotos de pago están dañando la Fórmula 1

Sigue a Motorpasión F1

Whitmarsh

El director del equipo McLaren se mostró muy crítico con respecto a la proliferación de pilotos de pago en la actual Fórmula 1 porque considera que muchos de ellos no son lo suficientemente buenos para ser competitivos a este nivel. Whitmarsh piensa que los elevados costos del deporte también han generado una cadena de “asuntos tristes” como el no poder apreciar a verdaderos talentos porque no tienen dinero en sus bolsillos.

En sus crudas reflexiones, Martin Whitmarsh sostiene que la cantidad de pilotos de alquiler va en aumento porque las finanzas de los equipos no soportan el alto costo que implica participar en el campeonato corriendo el riesgo de no obtener ganancias. Por tal razón, las escuderías, ahora más que nunca, están enfocadas en captar conductores avalados por fuertes respaldos financieros independientemente de su calidad al volante, dejando en segundo plano a las jóvenes promesas que no tienen patrocinio.

El jefe de McLaren también manifiestó que la multiplicación de los pilotos de pago ha generado una escalada especulativa porque el costo de los asientos se va elevando en la medida que más aspirantes se aparezcan, convirtiendo la elección de los pilotos en una especie de subasta al mejor postor.

En lo personal creo que es triste tener conductores que pagan tanto para llegar a la Fórmula Uno. Los números se han deslizado hacia arriba y, aunque estoy seguro de que resulta bueno y emocionante para aquellos que pueden permitírselo, se está perdiendo la esencia del automovilismo mundial; esta situación puede originar un campeonato de pilotos de pago, lo que significaría que los pilotos talentosos no tengan acceso a la Fórmula 1.

Esta situación se ha vuelto crítica en las categorías inferiores porque los conductores de pago suelen pasar hasta cuatro o cinco años enquistados en los equipos; aunque ellos pueden darse el lujo de estar allí, también están obstruyendo el sistema, evitando que generaciones de jóvenes pilotos puedan ascender y exhibir sus talentos.

Whitmarsh argumenta que los grandes equipos, aquellos que pueden pagarle a sus pilotos, no suelen contratar novatos riesgosos porque representaría un problema; estarían asumiendo una apuesta que, de llegar a fracasar, pudiese representar un gran daño a sus finanzas. Sin embargo, sugiere la idea de incluir en los reglamentos que los mejores equipos tengan en sus filas a un piloto novato. Considera que allí si habría una lucha justa por conseguir verdadero talento.

Pero hasta que no se cambie nada pues todo seguirá igual. Los equipos pequeños acudirán a los conductores de pago para así obtener dinero, completar el presupuesto para construir un auto y financiarse una temporada. Cuando al conductor de pago se le agoten los recursos se recurrirá a otro y el ciclo volverá a comenzar.

Vía | thef1times

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios