Para Adrian Newey las presentaciones no dicen nada

Sigue a Motorpasión F1

Newey_RedBull_2013

En el reciente lanzamiento del monoplaza RB9 del equipo Red Bull, Adrian Newey lucía un tanto desconcertado y es que para el genio del diseño, la idea de revelar un coche nuevo en febrero se ha vuelto anacrónica porque esta consciente que el auto que inicia la temporada resulta totalmente diferente al que la concluye.

Aunque la escudería Red Bull ha logrado los últimos tres cetros mundiales, su presentación oficial resultó muy discreta en comparación con las que hasta ahora han exhibido sus rivales. En el evento, los medios informativos estaban enfocados en las expresiones faciales y en las declaraciones más que del auto. Las interrogantes se centraban en las opiniones de Helmut Marko sobre Mark Webber, de la imposibilidad de que Sebastian Vettel pueda recalar en Ferrari, de los próximos test en Jerez, del posible manejo de Christian Horner ante un conflicto Vettel-Webber…

Por su parte, Adrian Newey no se inmutaba en la presentación de su última creación. Ante las preguntas acerca del DRS pasivo y de mantener la nariz escalonada, su postura fue de cierta indiferencia, una actitud tradicional en él pues es su costumbre confundir a sus rivales desde la pretemporada.

La Fórmula 1, en los últimos 10 años, se ha desarrollado a través de la temporada. Antes, si salia un auto dominante al inicio del año, siempre y cuando fuera fiable, ganaba el campeonato. Ahora hay que imaginarse un coche nuevo, evolucionado, para cada carrera.

En esta pretemporada, los de Red Bull optaron por la discreción y Newey, a pesar de ser el mejor diseñador del momento, estuvo muy reservado al ofrecer sus declaraciones acerca del diseño y de los sistemas técnicos que posee el RB9.

Los otros equipos han limitado las imágenes de sus autos, nosotros en cambio estamos ofreciendo todas las que podemos. Es fácil hacer grandes cambios pero si no resultan en beneficios, en los tiempos de cada vuelta, debemos volver a un inicio. A menudo son los pequeños detalles, aquellos que no son muy claros a una cámara, los que resultan más significativos.

Adrian Newey sí dejó claro que en la presentación, el equipo Red Bull no iba a hacer ningún alarde ante el mundo puesto que el evento es el lanzamiento de un simple coche.

Vía | autosport

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios