Sigue a

roma_formula_futuroo-400x300.jpg

El sueño de que Roma albergara un gran premio de Fórmula 1 ha acabado. Ha sido el propio alcalde de la capital italiana el que ha desvelado la renuncia, formal y definitiva, a que Roma tenga su propia carrera de la máxima categoría.

De esta forma acaban la lucha que mantenían el trazado de Monza y Roma por ser los anfitriones del Gran Premio de Italia. Parecía que el circuito úrbano estaba venciendo la batalla a la catedral de la velocidad. En la rueda de prensa para informar de la decisión, el alcalde presentó un informe que mostraba que hasta un sesenta por ciento de los romanos estaban a favor de la celebración de un gran premio en Roma. Curiosamente, cifras totalmente distintas a las presentadas por los detractores. Por ahora, no sabremos quien tiene razón.

Vía | Marca

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios