Ross Brawn: el descenso de Mercedes fue culpa del departamento aerodinámico

Sigue a

Ross Brawn

En una reciente entrevista, Ross Brawn declaró que los cambios ocurridos en el departamento aerodinámico, a mitad de temporada, fueron las causas fundamentales del bajo rendimiento que presentaron los autos Mercedes en el segundo semestre del 2012.

La escudería Mercedes AMG venía cumpliendo un buen papel a inicios del pasado campeonato, inclusive Nico Rosberg logró ganar con autoridad el Gran Premio de China, sin embargo, a partir de la mitad de la temporada, los autos no mostraban ningún nivel competitivo, ni siquiera para aspirar a los puntos. La debacle fue tal que el sexto lugar que Michael Schumacher logró en Brasil representaron los únicos puntos que pudieron conseguir en los últimos seis Grandes Premios que disputaron.

Analizando la situación en frío, Ross Brawn indica que la salida de Loic Bigois, entonces jefe del departamento de aerodinámica, afectó notoriamente el desempeño de los autos ya que posteriormente intentaron experimentar con aditamentos como el doble DRS y los escapes tipo Coanda y los resultaron nunca fueron los esperados. En tal sentido, Brawn admitió que decidió sustituir a Bigois por Mike Elliot, quien para ese entonces tenía contrato con Lotus. Por lo tanto, el tiempo que tardó Elliot en incorporarse a Mercedes resultó determinante para que la escuadra germana se encontrara sin horizontes en cuanto al ámbito aerodinámico, de allí el fracaso.

Ross Brawn también expresó que la alteración a nivel aerodinámico es producto de una visión de cambio que incluye el experimentar en un túnel de viento al 60 por ciento para extraer la mayor cantidad de datos técnicos asociados al comportamiento de los neumáticos Pirelli.

Nuestra conclusión fue que se necesitaba trabajar con el 60 por ciento en el túnel de viento para analizar correctamente a los Pirelli. Así que queríamos hacer el cambio…La otra cosa que ha sucedido en los últimos años es que los equipos están implementando mucha tecnología en el interior del túnel de viento para medir, monitorear y controlar. De allí que los túneles de viento al 50 por ciento ahora no ofrezcan tantas garantías.

Había cosas que quería hacer pero que no podía, necesitamos el cambio en el túnel para dar cabida a esos proyectos. Sesenta por ciento es el límite legal, no hay ningún paso más que podamos dar.

Vía | autosport

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios