Toro Rosso admite que falló la suspensión del coche de Vergne

Síguenos

Vergne Monza 2012

Los más perspicaces dirán que no habrá sido casualidad, pero Toro Rosso no ha aclarado hasta hoy jueves, en palabras de Jean Éric Vergne en su web oficial, el motivo real del accidente por el cual el piloto francés se vió obligado a abandonar en el Gran Premio de Italia, disputado el pasado domingo en Monza. Y fue ni más ni menos que un fallo en la suspensión trasera del STR6.

Sin ser ni mucho menos ingenieros, la forma en que el galo perdió el control de su monoplaza al llegar a la primera variante de Monza no fue en absoluto normal, perdiendo la trasera de su Toro Rosso sin haber cometido ningún error aparente llegando al punto de frenada. Y aunque Vergne aseguró el domingo que algo falló y apuntaba sin tapujos a un fallo de la suspensión, Toro Rosso prefirió callar.

Yendo un poco más allá, y sin caer en las películas de ciencia ficción que a veces se ven alrededor de la Fórmula 1, no estaría de más preguntarnos si no es esta una más de las artimañas con las que Red Bull pone a prueba a sus jóvenes pilotos: no es la primera vez que vemos cómo desde Toro Rosso prefieren callar motivos estrictamente ajenos al pilotaje a la hora de justificar incidentes o carreras más bien discretas. Una política que de hecho ya afectó y enfureció en su momento a Jaime Alguersuari y quienes le rodean. ¿O quizá seamos demasiado malpensados?

Vía | Scuderia Toro Rosso

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios