Randy Bernard deja la dirección de la IndyCar Series

Sigue a Motorpasión F1

Bernard IndyCar 2012


Después de una gran temporada, los monoplazas en Estados Unidos vuelven a sumergirse en la crisis que viven desde hace más de una década. La última mala noticia es la decisión de Hulman & Co, la empresa familiar propietaria de la IndyCar Series, de destituir a Randy Bernard, el máximo responsable del campeonato los últimos tres años.

Randy Bernard es un personaje especialmente carismático y querido por los aficionados, gracias a su cercanía (leía y respondía personalmente a aquellos que le enviaban correos electrónicos) y su habitual uso de las redes sociales, que llegó procedente del mundo del rodeo, y que sin tener ni idea de automovilismo supo ponerse las pilas en apenas unos meses con ideas innovadoras para el campeonato.

Sin embargo, sus enfrentamientos con los propietarios de equipos, reacios a más cambios y que se oponen a la introducción de los kts aerodinámicos; con Chevrolet, que cree que Honda se ha visto favorecida esta temporada; y algunos de los promotores, habían enrarecido el ambiente en la IndyCar, hasta el punto de amenazar Tony George, fundador de la IRL y por lo tanto, culpable de la escisión de los años noventa, con comprar el campeonato y volver a ponerse al frente del mismo.

No todas las ideas de Randy Bernard funcionaron, y es probable que la tragedia de Las Vegas 2011 (una idea exclusivamente suya) y el fracaso de la carrera en China esta temporada (que debía permitir a la IndyCar Series ingresar ocho millones de dólares) hayan pesado en esta decisión. Pero lo grave para el campeonato es que nadie sabe hacia dónde tirar ahora.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios