Sigue a Motorpasión F1

Guy Wilks

Posiblemente durante los tres últimos años del Intercontinental Rally Challenge hemos pasado de ver la mejor versión del campeonato a la peor. La entrada de Skoda como un verdadero ciclón en 2009 hizo que en un principio viéramos grandes batallas contra el resto de equipos y finalmente que en 2011 y 2012 viéramos un completo dominio de la marca checa que restó la igualdad y emoción de la que hizo gala el IRC desde su nacimiento.

Una emoción que se reflejó en el Rally de Montecarlo del año 2010. El Ford Fiesta S2000 debutaba por todo lo alto en las manos de Mikko Hirvonen. El finlandés lograría la que era su primera victoria en la mítica prueba monegasca bajo unas condiciones que nos hacían recordar esos rallyes que nos enamoraron y ante un Sébastien Ogier que tan sólo unos problemas mecánicos le apartaban de poder terminar la prueba.

El resto de temporada se convirtió en un mano a mano entre el piloto de Peugeot Reino Unido y la armada Skoda. Tras una victoria en Brasil, el británico acababa el periplo sudamericano con un abandono en Argentina, justo cuando los coches checos conseguían completar un increíble triplete. Semanas más tarde Meeke tendría aun más motivos para la preocupación, ya que tras dominar la primera parte del Rally Islas Canarias, tenía que ceder el liderato a Jan Kopecky tras sufrir un pinchazo. De nuevo tres Fabia S2000 completaban el podio de la prueba española que sustituía por primera vez al Príncipe de Asturias.

Juho Hänninen

Kris Meeke no levantaría cabeza el resto de temporada con un nuevo abandono en Cerdeña, esta vez por accidente. De aquí al final del año tan sólo Bruno Magalhaes y Paolo Andreucci iban a ser capaces de romper el completo dominio en las dos pruebas locales, Azores y San Remo. Freddy Loix en dos ocasiones sobre el asfalto de Ypres y Barum, y Juho Hänninen en Escocia, completaron un año de ensueño para Skoda que se hizo con el título de pilotos para el finlandés y el de marcas.

Peugeot terminaba la temporada con los habituales lloriqueos de Olivier Quesnel y su amenaza continua de retirar los equipos PSA del campeonato en el caso de que Skoda siguiera en 2011 con su carácter oficial. Tan sólo le duraría unas semanas el enfado ya que la temporada comenzaba de forma inmejorable, con una victoria de Bryan Bouffier en el Rally de Montecarlo tras lo que fue un rally completamente loco y con la participación de grandes nombres como Petter Solberg o Toni Gardemeister.

Sin embargo no sería Bouffier la estrella que iba a deslumbrar con su pilotaje a los mandos del Peugeot 207 S2000. Y es que Thierry Neuville dejaría a todos boquiabiertos después del podio en Canarias y la victoria en Córcega. Mientras que el belga prometía, Juho Hänninen sumaba dos victorias que parecían enfilarle hacia su segundo título consecutivo a pesar de no participar en algunas pruebas del calendario.

Thierry Neuville

Tan sólo Neuville iba a conseguir parar de aquí al final de año a los Skoda. El piloto de Peugeot conseguía una nueva victoria en otro de los rallyes míticos, el San Remo y se dejaba querer ante los grandes equipos del Mundial de Rallyes. Bryan Bouffier tan sólo podía ser un actor secundario en una lucha por el título que se iba a centrar entre los tres primeros pilotos de Skoda, Kopecky, Mikkelsen y Hänninen.

A falta de dos rallyes, Jan Kopecky llegaba como líder destacado del IRC. Sin embargo, una cuarta posición en Escocia (que tenia puntuación doble) volvía a colocar a Hänninen primero, mientras que Mikkelsen se metía en la lucha por el campeonato tras una temporada muy regular en la que fue muy difícil verle cometer errores.

Chipre iba a decidir el campeonato y el ganador del premio en metálico de la Golden Stage. Este último iría a manos de Neuville que demostraba ser algo más que un especialista en asfalto, mientras que el abandono de Juho Hänninen y la tercera plaza de Kopecky daban el campeonato a Andreas Mikkelsen por tan sólo punto y medio sobre el piloto checo. Las lágrimas del joven piloto nórdico daban una buena muestra de lo importante que era para él conseguir este título, junto al de marcas que volvería a ir por segundo año consecutivo para Skoda.

Dani Sordo

Hasta el momento, tanto el campeonato como la disponibilidad y trabajo de Eurosport Events había sido completamente intachable. 2012 iba a ser muy diferente. La crisis económica hacia que únicamente 3 organizadores pudieran ofrecer una retransmisión de algunas de sus especiales en directo. El IRC pasaba de ser Intercontinental para disputarse únicamente sobre suelo europeo mientras que tener a Skoda como única marca oficial hacia que el campeonato careciera completamente de emoción.

Más aún después de la decisión de los checos de tan sólo permitir a Andreas Mikkelsen competir en todas las pruebas del calendario, algo que unido a que prácticamente ningún rival podía costearse una temporada completa hacía que el noruego se asegurara el bicampeonato muy pronto y a pesar de cometer durante todo el año algunos errores infantiles. Ocho victorias para Skoda y sólo dos de ellas para el joven piloto de Volkswagen en un año que parecía que podía ser un paseo militar. Incluso Juho Hänninen consiguió sumar una victoria más que él.

Posiblemente el Tour de Corse fue la prueba más seguida, sobre todo en territorio nacional, gracias a la participación y victoria de Dani Sordo con el Mini John Cooper Works SPC. La segunda mitad del año estuvo plagada de una mezcla entre decepción y listas de inscritos completamente desérticas. Un campeonato que había pasado de ser la gran esperanza para los aficionados de rallyes a directamente un solar completamente vacío en el que las victorias se las repartían Dimitar Iliev, Yagiz Avci o Nasser Al-Attiyah…

Andreas Mikkelsen

Ahora la esperanza reside en 2013. La llegada de Eurosport Events al Europeo de Rallyes puede ser el resurgimiento del segundo campeonato de rallyes internacional más importante por detrás del WRC. Sólo hace falta ver el nivel de pilotos y de equipos, ya que en cuanto al calendario parece que se han renovado, con dos pruebas sobre nieve y la llegada de varias pruebas de pedigrí. Cruzaremos los dedos.

En Motorpasión F1 | IRC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios