Sigue a Motorpasión F1

Juho Hanninen

Es posiblemente uno de los pilotos que mejor rendimiento ha sacado dentro de sus posibilidades. Juho Hänninen destacó desde sus comienzos en el Mundial de producción a los mandos de un Mitsubishi. Sus grandes tiempos contrastaron con su tendencia a cometer errores en formas de salidas de pista o accidentes. Aún así las victorias en rallyes como Suecia, Finlandia o Japón certificaban sus manos y gran talento.

Después de no lograr el título del Grupo N en 2007 y 2008, Hänninen se convirtió en un hombre de marca. Su fichaje por Skoda le ha permitido seguir en competición durante los últimos años. Primero en el IRC, donde demostró ser un finlandés poco tradicional. Al igual que Markku Alén, Juho se destapó como un piloto al que no le importaba correr en el asfalto. Es más, las victorias sobre esta superficie se han sucedido las últimas temporadas y en rallyes tan distintos como Canarias, Irlanda o Ypres ha impuesto su velocidad ante otros especialistas.

A los mandos de un World Rally Car tan sólo lo hemos podido ver en cuatro ocasiones. Al volante de un vetusto Mitsubishi Lancer WRC de 2005 fue únicamente capaz de arañar un octavo puesto en Cerdeña como mejor resultado en el Mundial de Rallyes. A partir de Finlandia de esa misma temporada 2007, Juho no volvió a sentarse en un WRC para competir internacionalmente.

Hanninen

Tras disputar algunas pruebas sueltas en 2008 y 2009, en 2010 Hänninen realizaba su particular asalto al título del IRC a los mandos de un Fabia S2000 oficial. Viendo los resultados Juho fue un verdadero ciclón. Durante toda la temporada no se bajó del podio salvo en una ocasión, en el difícil Rally de Ypres donde tenía que abandonar. Tres victorias, cuatro segundos y tres terceros convertían a Hänninen en campeón del Intercontinental Rally Challenge.

Ahora que el objetivo estaba conseguido era hora de buscar nuevas metas. En esta ocasión la diana era el SWRC junto a Skoda y Red Bull. No le fue fácil ante un incisivo Ott Tänak, pero su mayor regularidad le permitió alzarse con su segundo campeonato internacional. Algo que sin duda parecía abrirle las puertas del nuevo proyecto mundialista de Volkswagen, marca matriz de Skoda.

Sin embargo su edad, 31 años cumplidos el pasado julio, parece haberle cerrado muchas puertas. Esta misma temporada comenzaba con un programa difícil de explicar para el público en general. Skoda dejaba a Andreas Mikkelsen como la punta de lanza en el IRC, mientras que Hänninen disputaría el Europeo de Rallyes al completo con algunas salidas al campeonato organizado por Eurosport Events y a campeonatos nacionales. Algo sin duda insuficiente para un piloto que demostraba en sus pocas participaciones en el IRC de esta temporada que podría haber luchado de nuevo por el campeonato con el irregular Mikkelsen.

Juho Hänninen

Con el título del campeonato de Europa de Rallyes conseguido ayer por Hänninen, al alzarse con la victoria en el Barum Rally Zlin (obviamente bajo las trágicas circunstancias que os comentamos ayer), Juho completa su particular triple corona. Una triple corona formada por los tres títulos internacionales más importantes que se pueden conseguir al volante de un S2000, el SWRC, el IRC y el Europeo.

Un palmarés completamente envidiable para otros muchos deportistas. Sin duda se merece una nueva oportunidad en el Mundial de Rallyes (si podemos contabilizar lo de Mitsubishi como una oportunidad), y si es con un World Rally Car, mejor, ya que nunca le hemos podido ver al volante de un coche “pata negra”. Siendo un hombre de marca como es, será difícil verle fuera del grupo VAG, pero tal vez en Volkswagen deberían pensar en ofrecerle como muestra de gratitud algún rally en el WRC al volante del Polo como va a hacer con sus jóvenes pilotos la próxima temporada. ¿Llegará su tan ansiada oportunidad?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios