Detalles técnicos del Swift FN09 que se usará en 2013 por última vez en la Super Fórmula

Sigue a Motorpasión F1

Fórmula Nippon Swift FN09

Si la semana pasada hablábamos del Dallara SF14 que se estrenará en la temporada 2014 de la Super Fórmula, hoy es el turno del Swift FN09 que se ha usado en la Fórmula Nippon desde 2009 y que se usará en 2013 por última vez, en la ya renombrada Super Fórmula. Puesto que la categoría es poco conocida en España, es lógico que el monoplaza que se utiliza y sus características técnicas también sean poco conocidas, por lo que descubrir esta máquina de curioso aspecto será interesante.

Para hacernos una idea inicial de lo que es capaz el FN09, en Suzuka está a poco menos de ocho segundos de los mejores tiempos de los Fórmula 1. Por lo tanto, la pole position de la Fórmula Nippon en Suzuka se quedó a escasos dos segundos del tiempo de Narain Karthikeyan con el HRT. De hecho, la pole, marcada por Joao Paulo de Oliveira, se habría quedado a 0.229 de clasificarse para el Gran Premio de Japón, según la normativa del 107%. El rendimiento general es, por lo tanto, parecido al de un GP2.

Ante todo, lo primero que destaca del aspecto del FN09 es su alerón delantero, que a pesar de lo que pueda parecer, no es una decisión únicamente estética. En Japón hay un gran interés por tres puntos en particular, en lo que se refiere a sus campeonatos nacionales. El primer punto es el espectáculo. Los aficionados tienen que disfrutar en el circuito y esto está siempre en mente. El segundo punto son las nuevas tecnologías, por lo que los sistemas híbridos, KERS y similares son importantes para ellos en la actualidad.

El tercer punto, que es la causa de este alerón delantero tan curioso, es la seguridad. La forma de esta parte del monoplaza sirve como parachoques en caso de accidente, frenando el golpe de forma más efectiva que en caso de que el alerón fuera más convencional. Las entradas de la parte trasera del lateral también puede parecer una cuestión estética, pero si están más elevadas de lo habitual es para potenciar el manejo, aún a costa de la velocidad en recta.

Además, un punto esencial del FN09 es el hecho que, a nivel práctico, se trata de un “coche ala” o con “efecto suelo”. Evidentemente, no se trata del mismo sistema usado por los Fórmula 1 a finales de los años 70. En el caso de estos monoplazas, el fondo plano tiene una forma de ala invertida hacia la parte trasera del coche. Esto crea un flujo de aire muy rápido entre la parte más baja del lateral del coche y la superficie de la pista cuando la máquina está circulando.

Este aire se dirige hacia la parte más “abierta” del fondo plano, que a su vez lo redirige hacia el difusor, que sigue su funcionamiento habitual. Esto crea una fuerza de succión entre el coche y la pista que le da más agarre aerodinámico. Esto hace que la máquina tenga más aerodinámica y estabilidad. Swift realizó un estudio muy concienzudo para conseguir tener un tipo de “efecto suelo” que fuera seguro para las competiciones, y se demuestra con el FN09 que se consiguió.

Motor Toyota RV8K - Fórmula Nippon

Desde 2009, Toyota y Honda siguen con su batalla montando motores V8 de 3400 centímetros cúbicos con un peso de 120kg en los Swift FN09. Estos motores dan aproximadamente 600 caballos de potencia. A diferencia de los V8 de 3000 centímetros cúbicos del pasado, los actuales motores se pensaron para poder ser usados en otras categorías, y de hecho tanto los Toyota como los Honda usan sus motores en sus respectivos coches del Super GT. La normativa les pone un límite de 10.300 revoluciones por minuto para que los motores duren más.

Además, de la misma forma que en la Fórmula 1, los motores tienen que durar un número determinado de carreras. En este caso cuatro. Teniendo en cuenta que el campeonato ha sido de siete rondas en los últimos años, varios pilotos pueden terminar la temporada usando solo dos motores. En caso de que haya un problema con el motor antes de que dure cuatro carreras, el piloto perderá diez posiciones en la parrilla. Pero si el motor se rompe en carrera y eso impide finalizarla, se puede usar motor nuevo para la siguiente sin penalizar.

Es curioso que en Japón se decidiera acudir a un fabricante estadounidense como lo es Swift, pero el resultado ha sido convincente, y durante los últimos años, la Fórmula Nippon ha seguido con su éxito habitual. Además, se ha añadido el atractivo extra de tener uno de los monoplazas con un aspecto más exótico de los que se recuerdan en los últimos años, y solo el Dallara DW12 de la Indycar ha tenido un aspecto exótico, recientemente. La temporada 2013 será, pues, la última en la que el FN09 competirá. Deseémosle suerte a la japonesa. がんばれ!

Sitio oficial | F-Nippon.co.jp

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios