Sigue a

Carlos Sainz al volante de la versión 0 del Volkswagen Polo R WRC

Carlos Sainz al volante de la versión inicial del Volkswagen Polo R WRC

Ni tan siquiera lo hemos visto competir todavía y ya se le empieza a tener respeto. El Volkswagen Polo R WRC sigue con su amplio programa de test y se podría decir que la respuesta que ofrecía el primer prototipo al que se puede ver ahora es completamente distinta. Es más, si se compara a la unidad que han estado probando Sébastien Ogier y Andreas Mikkelsen sobre el asfalto alemán y el utilizado por Carlos Sainz en el Rally Legend, podríamos decir que no son ni tan siquiera el mismo modelo.

Según algunos rumores contaban, parece que el coche no termina de funcionar sobre tierra, pero sobre asfalto empieza a coger forma, teniendo mucha estabilidad en curva rápida y agilidad a la hora de salir de las curvas más lentas. Todavia parece que se mueve un poco a la hora de poner la potencia en el asfalto, pero esto también puede ser por lo resbaladizo del Panzerplatte alemán. Un coctel que le puede hacer ser un rival a la altura del Citroën DS3 WRC en estas condiciones.

Obviamente la mula de pruebas, también llamado coche cero y que sale en la imagen superior, utilizada por Sainz en San Marino no se parece en nada a la que se encuentra de test. La suspensión, el motor y el reparto de pesos han recibido gran parte de las actualizaciones durante los últimos meses, hasta llegar a lo que parece un coche bastante equilibrado y rápido, al que todavía le costará coger el ritmo.

Sin ir más lejos, el equipo hará unos test privados en Cerdeña sobre los tramos en los que se disputa el rally para comparar sus tiempos con los del resto de equipos. Por ahora podemos decir que el coche tiene muy buena pinta sobre el asfalto mojado, por mucho que mi compañero Eloy opine lo contrario.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios