Las categorías de los rallyes: WRC, RRC, R5 y S2000 (1/2)

Síguenos

Volkswagen WRC

Durante los últimos dos años, la Federación Internacional de Automovilismo ha dado luz verde a multitud de categorías que han aportado su granito de arena para ahondar más aún en el desconcierto de los aficionados. Incluso los que se están iniciando en el bello arte de los rallyes, se encuentran en el tema de las diferencias entre coches un verdadero muro muy difícil de flanquear. Hoy, tras muchas peticiones vamos a tratar de arrojar algo de luz al asunto.

Empezaremos con los cuatro tipos de coches con mayor rendimiento. Aunque tras ver el pasado Rally de Letonia es difícil decir que un Super 2000 siga estando por delante de los R4 o de los Grupo N ya que como pudimos ver, el motor turbo les permite una mayor velocidad punta y ser más veloces en las zonas rápidas. Aun así, comenzaremos con los WRC, los RRC, S2000 y los R5, posiblemente los coches más parecidos entre sí.

WRC: los World Rally Cars

WRC

Aunque muchos se empeñen en cambiarles de nombre, cuando nos referimos a los coches hablamos de World Rally Cars, mientras que si lo hacemos del campeonato sería World Rally Championship. Este es el tercer año desde que se produjo el cambio de los 2.0 turbo a los WRC de nueva generación. Los World Rally Cars actuales cuentan con un motor de 1.6 litros (o 1.600 cc), tienen inyección directa y son “soplados” (sobrealimentados) por un turbo con brida de 33 mm de diámetro.

De las levas en el volante, pasamos a un cambio secuencial, manteniendo la tracción total (instalada en el campeonato durante las últimas tres décadas) y un peso mínimo de 1.200 kg. Son los únicos que pueden llevar un alerón trasero y un Kit aerodinámico desarrollado por ellos mismos, ya que el resto de categorías los llevan bajo reglamento. Esto permite que veamos configuraciones aerodinámicas completamente distintas, como por ejemplo entre el Polo y el Mini JCW.

La anchura máxima es de 1.820 mm y la mayoría de los fabricantes buscan apurar al máximo esta restricción para poder ganar en estabilidad y además poder meter las llantas de asfalto de 18 pulgadas y de un considerable ancho de la banda de rodadura. Esto permite la utilización también de unos frenos de disco de mayor diámetro que hacen que uno de los puntos fuertes de estos coches sea su frenada sobre asfalto.

Con respecto al resto de categorías, los WRC tienen las ventajas de una mejor frenada, una mayor velocidad punta y sobre todo una gran capacidad de aceleración gracias al turbo y su mayor brida de admisión. Prácticamente inalcanzables en asfalto gracias a su estabilidad, son los actuales reyes del Mundial de Rallyes y ahora que se les ha abierto la veda en el Nacional prometen también causar terror sobre el alquitrán español, si es que llega alguno. Si te superan con uno de estos, reza porque tengas algún problema mecánico, porque si no es que algo estás haciendo mal.

Actualmente corren los siguientes WRC:

  • Citroën DS3 WRC
  • Ford Fiesta RS WRC
  • Mini John Cooper Works WRC
  • Volkswagen Polo R WRC
  • Hyundai i20 WRC (en construcción)

S2000 1.6 T: los Regional Rally Cars (RRC)

RRC

Nacieron como los coches perfectos para correr en los diferentes campeonatos nacionales. Más baratos que los World Rally Cars pero con el mismo motor que estos, estos coches han mostrado en más de una ocasión ser bastante más rápidos que sus rivales directos, los S2000. A pesar de que en un principio parecía que a las marcas les había gustado la idea de hacer negocio y ampliar aún más su mercado. Los RRC parecen haberse estancado durante los últimos meses.

Buena muestra de ello es que Citroën, la última en construir su versión Regional Rally Car (a la espera de ver lo qué pasa con Toyota y su Yaris) ya planea abandonar el proyecto y sustituirlo por el R5, mucho más económico y posiblemente con un mayor mercado. Se podría resumir los RRC diciendo son básicamente vehículos S2000 con un motor 1.6 Turbo y brida restrictora de 30 mm de diámetro, así al menos es como lo conoce la FIA. Un propulsor que como ya he dicho antes, viene derivado de sus hermanos mayores, los WRC.

Esos tres milímetros de menos junto a una aerodinámica menos trabajada (alerón trasero y kit aerodinámico son comunes), unos frenos menos potentes, mayor peso y un centro de gravedad más alto, hace que alcanzar a los WRC con un RRC sea prácticamente un milagro. Sin embargo estos coches han demostrado ser superiores a los S2000, tanto en capacidad en la salida de curva como en lo que respecta a velocidad punta.

Sin embargo, como ya he comentado antes, parece que este tipo de coches no llegará muy lejos y además de las pocas marcas implicadas, los precios se han convertido prohibitivos para el público al que va dirigido. Su única baza a favor es que con una pequeña preparación puede pasar de ser un RRC a un WRC y viceversa y que en campeonatos como el ERC o WRC2 siguen teniendo muchas opciones de victoria, al menos hasta la llegada de los R5.

Actualmente corren los siguientes RRC:

  • Ford Fiesta RRC
  • Mini John Cooper Works SPC (Super Production Car)
  • Citroën DS3 RRC
  • Toyota Yaris S2000 1.6 Turbo (teóricamente en construcción)

S2000: los Super 2000 con motor de 2.0 litros atmosférico

S2000

En proceso de jubilación. Prácticamente ninguna de las marcas que hasta el momento tenían uno de estos coches se encuentra trabajando en él. La última en introducir una evolución fue Peugeot Sport, y fue dirigida a todos esos pilotos de Campeonatos Nacionales ya que no existe actualmente equipo oficial por así decirlo. Lo más parecido a ello es el Saintèloc Racing que se encuentra este año compitiendo en el europeo.

Los S2000 son los únicos de estos cuatro tipos de coches que os traemos hoy que monta un motor atmosférico de 2.0 L o 2.000 cc, sin inyección directa (es multipunto), ni turbo. Los frenos son bastante más pequeños que los WRC por lo que cada vez que aparece un S2000 por delante de un World Rally Car es digno de elogiar, más aún si consigue el scratch como ya lo han hecho entro otros Sébastien Ogier y Patrick Sandell.

La cifra del peso varía según campeonatos, pero la FIA tiene estipulado para sus campeonatos el mínimo de 1.200 kilogramos. Esto borra de un plumazo cualquier recuerdo que nos pueda venir a la memoria de aquellos duelos entre los WRC de los 90 y los Kit Car no tienen ni punto de comparación. En aquel momento los 2RM eran puras bestias con potencia similar a los World Rally Cars y con menos peso, algo que en asfalto hacia que fueran unas verdaderas balas.

Por ahora seguirán compitiendo en series nacionales, en el ERC y en el WRC2, pero si se confirma el buen rendimiento de los R5 podrían ir poco a poco cayendo en el olvido. Por ahora, ya no queda prácticamente ningún equipo oficial en liza con estos coches, con algún equipo semi-oficial suelto y sobre todo muchos pilotos privados. Puede ir sonando la última canción, parece que para los S2000 está cerca de acabar el baile.

Actualmente corren los siguientes S2000:

  • Peugeot 207 S2000
  • Ford Fiesta S2000
  • Skoda Fabia S2000
  • Proton Satria Neo S2000
  • Fiat Grande Punto Abarth S2000

En proceso de extinción o ya extinguidos:

  • MG ZR S2000
  • Toyota Auris/Corolla S2000
  • Opel Corsa S2000
  • Volkswagen Polo S2000
  • Lada 112 VK S2000
  • Dacia Logan S2000

R5: los últimos en llegar

R5

Son los nuevos de la clase. A simple vista, los R5 parecen simplemente una continuación de los RRC pero con nuevas marcas implicadas. Ambos tienen un motor de cuatro cilindros turboalimentado, el peso mínimo se encuentra en los 1.200 kg, caja de cambios secuencial, el ancho máximo son 1.820 mm y los tamaños de la ruedas tanto para tierra como para asfalto tienen las mismas pulgadas, 15” y 18” respectivamente. Al igual que los S2000 o los RRC, montan el kit aerodinámico reglamentario, el mismo para todos.

Las principales diferencias se encuentran en el propulsor. El bloque motor parte mucho más de la serie que el de los World Rally Cars, el cual se consideran casi prototipos como los de MotoGP. Sus 1.620 cc y la brida de 32 mm de diámetro permiten una potencia de unos 280 CV, pero una mejor aceleración que sus antepasados, los S2000. Con ellos la FIA ha intentado poner fin de nuevo a la escalada de gastos que se produce en todas las competiciones automovilísticas.

Lo tiene todo para triunfar. Marcas implicadas, coches baratos (relativamente) y mejora el rendimiento de su antepasado más directo rectificando errores que se cometieron con los coches anteriores. El hecho de contar con 1.6 derivados de la serie será algo que anime a más de un fabricante para demostrar el potencial de sus modelos en competición. A falta de poder verlos en directo y en movimiento habría que decir que por ahora prometen.

Actualmente se esperan los siguientes R5:

  • Peugeot 208 R5
  • Ford Fiesta R5
  • Opel Corsa R5
  • Citroën DS3 R5
  • Skoda Fabia R5
  • Proton R5 (modelo y proyecto por confirmar)
  • Renault Clio R5 (sin confirmar)
  • Hyundai i20 R5 (sin confirmar)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios