Los chicos de la Academy probaron el Ford Fiesta RS WRC

Sigue a

WRC Academy

Para muchos es el gran premio de esta temporada. Tan sólo fue una prueba de una hora de duración, pero los José Antonio Suarez, Brendan Reeves, Pontus Tidemand y John MacCrone tuvieron ayer su particular regalo de navidades anticipado al poder probar en Gran Bretaña el Ford Fiesta RS WRC del equipo oficial sobre un tramo de 2 kilómetros que combinaba asfalto roto y grava suelta.

Un premio que era en un principio reservado para el subcampeón de la edición de este año de la WRC Academy (al menos eso ponía en el contrato), pero finalmente ha sido extendido a los cinco primeros. Es por ello, que además del subcampeón, “Cohete” Suarez también estuvo el resto del Top Five menos el campeón, Elfyn Evans, que todavía tendrá que elegir si en 2013 realizará un programa completo en el WRC con un Ford Fiesta R2 o cinco pruebas con la versión S2000. Todo ello costeado por M-Sport

En cuanto a nuestro representante, Cohete cumplía un sueño al montarse en el Ford Fiesta RS WRC, coche, que los cuatro pilotos han encontrado muy fácil de manejar y con muy buena potencia y frenos. Al asturiano le encantaría volver a estar en 2013 en el Mundial, pero ya sabemos que la cosa está muy difícil.

Fue increíble. Este fue el momento en que he estado esperando toda mi vida. Se trata de un coche increíble con un rendimiento increíble. ¡Sólo quiero más tiempo para conducir! Por el momento, voy a tener que trabajar duro y aprender a mejorar mi propio rendimiento, pero espero que pueda llegar a competir al volante de un coche como este algun día.

José Antonio Suárez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios