Petter Solberg: 7 años siendo la antítesis de Loeb. Parte II

Síguenos

Petter Solberg

Seguimos con el repaso a la carrera deportiva de Petter Solberg con la que ha sido posiblemente la época más difícil y oscura para el piloto nórdico. Unos años que han tenido su momento más bajo con la salida de Ford del campeonato, lo que significaba que el Campeón del Mundo de 2003 se quedaba sin su sitio en el equipo oficial, o lo que es lo mismo sin participar una temporada más en su querido Campeonato del Mundo de Rallyes.

En 2004 se las prometía muy felices, pero a pesar de sus cinco victorias (Nueva Zelanda, Acrópolis, Japón, Gales y Cerdeña), la falta de unos mejores resultados en el resto de pruebas le dejó sin poder luchar por el campeonato con un intratable Loeb y con un accidente muy fuerte en el Panzerplatte alemán. El Impreza WRC poco a poco iba quedándose desfasado y sin un Mäkinen que volviera a poner a punto el coche la efectividad se esfumaba al mismo tiempo que la empresa nipona se daba cuenta de que en la figura de Petter no tenían un gran probador .

Logró tres triunfos en 2005, uno en Suecia, otro en México y su tercera victoria consecutiva en Gales. A partir de ese momento la suerte no le sonreiría más y vio como en Japón y Australia se le escapaba la posibilidad de sumar su decimocuarta victoria en el WRC, número en el que se quedaría estancado hasta la actualidad. Curioso, ya que precisamente en la pretemporada que precedió a ese año, Solberg aseguró que iba a conseguir 10 victorias, e igualar así el record. Seguro de que después pensó: “esta boca no es mía”.

Petter Solberg

La temporada 2006 siguió con una Subaru en caída libre, un Impreza S12 WRC que era una mala muestra de lo que habíamos visto anteriormente y un Petter Solberg al que le costaba mucho terminar un rally, más aún si hablamos de terminar entre los cinco primeros. El año siguiente no fue una excepción y tan sólo pareció mejorar algo la cosa con el estreno de la versión S12B. Aun así, los problemas de juventud siguieron pasándole factura al equipo. Aunque sin duda en Finlandia fue la gota que colmó el vaso, después de que Petter tuviera que abandonar por un Impreza incontrolable que ponía la seguridad tanto de los ocupantes como de los espectadores.

Posiblemente la peor temporada de la carrera del piloto. La esperanza residía en la llegada a mitad de temporada del nuevo modelo, pero el S14 no funcionaba como se esperaba y tan sólo pudo conseguir una segunda posición en el Acrópolis como mejor resultado. Terminó sexto y superado constantemente por un Chris Atkinson del que se decía que era menos talentos que su jefe de filas.

El coche, desarrollado en gran parte por Petter no daba la talla y nadie dudó en responsabilizarle de un trabajo un tanto insuficiente durante los test. Pero aun estaban por llegar la peor noticia. La crisis económica comenzaba a hacer daño en Japón y Subaru y Suzuki se veían obligados a cerrar sus programas deportivos y dejar a sus pilotos en la calle.

Petter Solberg

En la temporada 2009, primer año de la era pos-Subaru, Petter Solberg no pudo participar en las dos primeras pruebas que abrían el calendario. Tras un esfuerzo titánico durante meses, el piloto nórdico fue capaz de sacar adelante el proyecto con su propio equipo privado. Al volante de un ya vetusto Citroën Xsara WRC con diferenciales activos que le permitió brillar ya desde su primera aparición en el Rally de Noruega.

Tras varios buenos papeles en rallyes tan complicados como el de Chipre (que estrenaba ese año un recorrido mixto) o incluso Cerdeña. Tanto es así, que Citroën le confió un C4 WRC para ver si podía restarle algún punto a Mikko Hirvonen en los rallyes de Catalunya y de Gales. No lo consiguió, pero tampoco le hizo falta a Loeb la ayuda del noruego ya que Mikko se eliminaba ayudado de un capot un tanto juguetón.

En 2010 renació el mejor Solberg, con un Citroën C4 WRC parecido al que utilizaban en el equipo oficial y con el que conseguía ni más ni menos que ocho podios, escalando hasta la tercera posición de un mundial que se llevaba de calle el gran seb, justo por delante de Latvala. A pesar de este buen balance general, a los aficionados les seguía quedando un regusto amargo al ver a un Petter al que se le seguía resistiendo la victoria a pesar de tenerla en unas cuantas ocasiones a tiro.

Petter Solberg

Un buen ejemplo fue el Rally de Nueva Zelanda, donde tras los errores de los dos Ford oficiales y las salidas de pista de los dos Citroën, el escandinavo se quedaba líder a pocos tramos del final. Sin embargo, volvía a perderle su falta de frialdad, estrellando su C4 WRC contra un poste de telégrafos y teniéndose que despedir de su tan ansiada victoria una vez más.

Y llegaron los nuevo World Rally Cars de motor 1.6 turbo y de nuevo tocó pasarse toda la pretemporada reuniendo el presupuesto necesario para contar con un Citroën DS3 WRC. Un año en el que se esperaba mucho de él ante la supuesta igualada de monturas (siempre que hay un cambio en el reglamento todos los coches suelen ser muy similares y sin posibilidades de que haya mucho salto entre una evolución y otra ya que todos son prácticamente gemelos).

Dos terceros puestos en los Rallyes de Cerdeña y Australia fueron los mejores resultados en una temporada que tuvo como momento cómico del año la prueba sueca. Y es que a pesar de prometérselas muy felices, a Solberg la policía de ese país le cazaba en un enlace por encima de la velocidad máxima permitida y le retiraba el carnet durante un año. Esto obligó a Chris Patterson a ponerse a los mandos del DS3 en la Power Stage para evitar el abandono en una prueba en la que terminó en quinta posición.

Petter Solberg

Como resultado del año, una quinta plaza en la general que a muchos (entre los que me incluyo) pareció insuficiente, pero que a Malcolm Wilson le bastó para contratar por segunda ocasión a Mr. Hollywood y darle así el asiento oficial que tanto había pedido durante los últimos tres años. Una gran oportunidad al volante de un Ford Fiesta RS WRC que había demostrado estar a la altura, pero también la obligación de obtener resultados para devolver la confianza y mantener su puesto en la marca del ovalo.

Esta pasada temporada no hace falta mucho hablar de ella ya que la hemos analizado en anteriores entregas. Solo me gustaría decir que es un piloto espectacular y de sangre caliente que ha enamorado a todos los aficionados, no supo aprovechar su oportunidad, firmando un año que tuvo como broche final tres abandonos seguidos en las tres últimas pruebas. Una de ellas además con el gravísimo incidente en Alsacia del que tuvo toda la responsabilidad él mismo.

Tras casi quince años en el Mundial de Rallyes Solberg sale por la puerta de atrás y después de no poderse pagar los más de 2,5 millones de euros que Malcolm Wilson pedía por la segunda unidad de M-Sport. 15 años de mucho espectáculo en los tramos, mucho fuera de ellos (a veces demasiado) y con una carrera que ha sido buena pero que incluso pudo ser mejor. Un piloto que es todo corazón y valor en cuanto se enfunda el mono y el casco, la antítesis de Sébastien Loeb. Sin embargo, ese no saber contemporizar le ha impedido no superar su registro de 13 victorias y quedarse sin un equipo con el que llegar al record de Carlos Sainz con mayor número de rallyes disputados.

Petter Solberg

Estoy seguro que continuará en activo, ya sea en rallycross o cualquier otro tipo de competición, y quién sabe, tal vez no tardemos en volverle a ver subido en un World Rally Car. Posiblemente no sea el más indicado para hacer estos artículos/tributo al noruego (digamos que nunca he desprendido demasiada simpatía por él, algo que nunca he ocultado), aún así le deseo que sea muy feliz junto a su familia: su esposa Pernilla (ex-piloto de rallyes sueca) y su hijo Oliver, y un futuro exitoso en la larga carrera deportiva que le queda. De un aficionado a los rallyes, mi más sincero agradecimiento.

Sus equipos en el WRC a través de los años:

1999-2000 Ford World Rally Team
2000-2008 Subaru World Rally Team
2009-2011 Petter Solberg World Rally Team
2012 Ford World Rally Team

WRC Posiciones:

2002 Subcampeón
2003 Campeón del Mundo de Rallyes
2004 Subcampeón
2005 Subcampeón
2010 Tercero

Más datos:

WRC Rallyes disputados: 188
El Primero: Suecia 1998
El último: Catalunya 2012
Victorias: 13
Primera victoria: Gran Bretaña 2002
Segundos lugares: 15
Terceros lugares: 24
Total de Podios: 52
Primer podio: Acrópolis 2001
Final en los puntos: 119
Total de puntos sumados: 852
Primer rally en los puntos: Safari 1999 (P5)
Tramos ganados: 456
Primer tramo ganado: Portugal 2000 (SS15)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios