Peugeot y Renault buscan arrebatar la WRC Academy a M-Sport

Síguenos

Peugeot 208 R2


A Malcolm Wilson, que tiene su circo montado desde hace años, es ahora cuando le han empezado a crecer los enanos. Por si no fuera poco con la pérdida del apoyo financiero de Ford a su equipo oficial en el Mundial de Rallyes, ahora son dos marcas las que optan a sustituir a su equipo, M-Sport, en la gestión de la categoría de iniciación del WRC, la llamada WRC Academy.

No se puede decir que éste campeonato haya sido un éxito hasta ahora, con deserciones múltiples a lo largo de la temporada, y listas de inscritos paupérrimas en este segundo año, además de un dudoso proceso de promoción, en el que el ganador simplemente se lo lleva todo (cinco rallyes con un S2000 o la temporada siguiente al completo con un R2), mientras sus rivales, no necesariamente menos talentuosos, se quedan en la estacada, como ocurrió con Egon Kaur y Yeray Lemes, protagonistas junto al campeón Craig Breen en su primer año.

Por ello la FIA busca cambiar de aires y abrió un proceso de selección de nuevos gestores de cara a la próxima temporada, al cual han respondido, según la publicación francesa AUTOhebdo, además de M-Sport, Renault y Peugeot. El interés de Renault Sport no es nuevo, pues ya se ofreció en 2010 a suministrar su por aquel entonces recién estrenado Twingo R2, pero la FIA optó por concederle el certamen a Malcolm Wilson.

Lo que sí supone una novedad es la presencia de Peugeot Sport en la terna de candidatos a gestionar la Academy, en lo que sería un primer escalón en su tan cacareada vuelta a los rallyes. No sólo Peugeot lograría a través de este certamen promocionar el recientemente homologado 208 R2, sino que además, estaría en disposición de ofrecer premios similares a los de M-Sport, gracias al estreno del 208 R5 en 2013. Y quién sabe si algo más a largo plazo, si es que Citroën deja los rallyes por el asfalto más liso…

Si la FIA cometió un error en 2010 al no ligar una marca nueva, en esta ocasión tiene dos opciones para no tropezar con la misma piedra. La gran duda estaría en saber si M-Sport aguantaría un nuevo golpe a su negocio. ¿La respuesta? Probablemente la sabremos antes del Rallye Catalunya.

Vía | AUTOhebdo (edición impresa)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios