Previa del Rally de Alsacia, Sébastien Loeb juega en casa

Sigue a

Sébastien Loeb

Tan sólo quedan tres pruebas para que finalice la temporada y este mismo fin de semana podemos tener ya campeón del Mundo de Pilotos. Obviamente el que más papeletas tiene para conseguirlo es Sébastien Loeb, que además de tener el plus de correr en casa, lo hace sobre asfalto, su superficie favorita. Así que no es de extrañar que el próximo domingo 7 de octubre los titulares hablen del noveno entorchado consecutivo del alsaciano.

La prueba francesa es completamente a lo que el Tour de Corse nos tenía acostumbrados. Las típicas carreteras corsas de montaña con rocas a ambos lados dejaron paso a un terreno menos exigente y con zonas un poco más anchas y rápidas. El mayor peligro de esta prueba se da cuando la lluvia hace acto de aparición. Con los pilotos cortando cunetas y aprovechando todo el terreno para trazar, el asfalto se ensucia muy rápido, y en el caso de que haya barro todo se convierte en una pista de patinaje. Las especiales en las zonas de viñedos son muy similares a las de Alemania, estrechas, con poco agarre y muy ratoneras.

Michelin estrenó en el pasado Rally de Alemania unos nuevos neumáticos de asfalto reforzados, por lo que parece que en esta ocasión los pinchazos no deberían ser los protagonistas en la lucha por la victoria. Lo que sí será vital serán los compuestos a utilizar ya que se prevén lluvias durante el jueves y el viernes y temperaturas “fresquitas” durante todo el rally. En estas condiciones obviamente el compuesto blando será más competitivo, pero con el número de neumáticos de este tipo muy limitados será importante saber racionarlos y utilizarlos en el momento correcto.

Jari-Matti Latvala

En cuanto a los inscritos, muchas novedades y una lista bastante mejor que a la que vimos en Gales y a la que veremos en Cerdeña. Dani Sordo vuelve al Mundial después de estar desde la prueba germana sin competir. Habrá que ver si el cántabro es capaz de repetir el gran resultado de la temporada pasada, dónde logró acabar a espaldas del ganador final de la prueba, Sébastien Ogier.

También habrá que fijarse en Nasser Al Attiyah, que presumiblemente disputará aquí su última prueba con Citroën en el WRC después de que la marca gala prefiriera el patrocinio de Abu Dhabi al de Qatar. Aunque sin duda la mayor parte de la atención se la llevarán dos grandes de los circuitos que aquí participarán con dos Mini JCW WRC. Estamos hablando obviamente de Yvan Muller y de Romain Dumas que probarán suerte en el rally de casa.

El que lamentablemente se ha quedado sin Mini es el galo Consani que sufrió una salida de pista en el Rallye Vosgien (ganado por Mikko Hirvonen) y que aquí tendrá que estar con un Citroën DS3 R3 al no haber podido repararlo a tiempo. Junto a él estarán Chardonnet con un Citroën DS3 WRC y Julien Maurin a los mandos de un Ford Fiesta RS WRC.

Dani Sordo

Muy interesante volverá a estar el SWRC y la lucha por ser el mejor S2000 con los habituales Mikkelsen, Ogier, Paddon, Breen y Andersson y a los que en esta ocasión se les sumará Andreas Aigner al volante del segundo Proton Satria. Veremos cómo se desarrolla la prueba porque la lucha por el titulo está apasionante. Además la WRC Academy tendrá su primera prueba de la temporada sobre asfalto en la que sin duda “Cohete” Suarez opta a llevarse la victoria tras su buena actuación del año pasado.

En cuanto a la lucha por la victoria, obviamente Sébastien Loeb es el principal candidato, sobre todo tras quedarse el año pasado en el primer tramo por un fallo mecánico en su coche. Con Ogier pilotando un Fabia S2000 y un Mikko Hirvonen que parece todavía no creerse que el año que viene tendrá que llevar el peso del equipo, Sordo vuelve a aparecer como uno de los favoritos al podio. No habrá que olvidar a los Ford, los cuales siempre suelen ser una incógnita en el asfalto. Tan pronto hacen un rally magnifico como se borran completamente del mapa.

La general llega con Loeb como líder, con 61 puntos de ventaja sobre Mikko Hirvonen. El ocho veces campeón del Mundo de Rallyes sólo necesita quedar por delante de su compañero de equipo o ceder menos de cinco puntos para coronarse campeón. En concreto Sébastien necesita salir de Alsacia con 56 puntos de ventaja o más para renovar matemáticamente su titulo mundial.

Sébastien Ogier

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario