Sigue a

Sébastien Loeb

Se acaba la temporada. Dentro de una semana estaremos ya comenzando a añorar el Mundial de Rallyes ante la larga temporada invernal que nos queda por delante. Con casi todo decidido en el Campeonato del Mundo de pilotos y de marcas, la atención del Rally de Catalunya se centrará en la lucha por dos de los tres campeonatos teloneros del WRC. Y es que el Mundial de Producción y el SWRC llegan con todo por decidir.

De nuevo la prueba española se dividirá en dos etapas de asfalto (sábado y domingo) y una de tierra con pequeñas zonas asfaltadas (viernes). Como ya pudimos ver la temporada pasada, el polvo será muy importante, aunque también hay que destacar que en esta ocasión la superficie está menos seca y que por tanto habrá menos cantidad de tierra suelta y por tanto en suspensión.

Los neumáticos volverán a tener papel fundamental. Los pinchazos y sobre todo la gestión de los juegos de compuesto blando serán determinantes. Esto último dependerá en gran parte de si las previsiones de lluvia durante el sábado y domingo se cumplen. Al igual que pudimos comprobar en 2011, los reglajes volverán a ser vitales ya que un error a la hora de reglar el diferencial o las suspensiones te puede apartar directamente de las opciones al podio.

Dani Sordo

En cuanto a la prueba en sí y su recorrido, la principal novedad es la superespecial que el viernes se realizará por las calles de Salou, así como la iniciativa de hacer que los participantes tengan que hacer un giro completo a la “mini” rotonda de Riudecanyes. Una medida que a algunos gustará, pero que a otros (como por ejemplo a un servidor) les parece una verdadera macarrada más propia de una Gymkhana de Ken Block que del WRC. El resto del recorrido mantendrá el habitual esquema con las dos pasadas por Terra Alta y el Priorat como verdaderas estrellas. Entre ambas superespeciales, y sus cuatro pasadas, se suman más de 180 kilómetros.

En cuanto a la lista de inscritos, muchas novedades con respecto a Cerdeña. El piloto de Trinidad y Tobago, John Powell saldrá a los mandos de uno de los Fiesta RS WRC del equipo M-Sport, mientras que Evgeny Novikov será piloto del equipo DMack. Hans Weijs Jr. será el sustituto de Nasser Al Attiyah en el equipo Qatar, mientras que Jarko Nikkara y Al Kuwari correrán a los mandos de sendos Mini John Cooper Works WRC, el primero de ellos con la segunda unidad del equipo Prodrive, acompañando a Dani Sordo.

Además del cántabro, que desvelará después del rally su futuro, también tendremos otros pilotos jugando su papel de locales. Carles Llinas, Rubén Gracia, Cruz, Ojeda con el Citroën DS3 R3T, Víctor Senra, Joan Font, Surhayen Pernía, Jesús Lodeiro, Cohete Suarez con el Fiesta R3, Domenech, Membrado y Yerai Lemes a los mandos de un Mitsubishi de RMC Motorsport son los otros españoles que aparecen inscritos.

Michal Kosciuzsko

La lucha por la victoria estará en todo lo alto. Muchos pilotos se despiden de sus equipos, como es el caso de Jari-Matti Latvala o Dani Sordo, por lo que querrán terminar la temporada con un buen resultado. Sébastien Loeb, que ha dominado durante años esta prueba, seguro que también quiere conseguir la victoria, ante la que puede ser su última participación en la prueba española. Petter Solberg es otra posibilidad, pero el noruego no se ha mostrado del todo afortunado en los rallyes de asfalto durante el año. El morbo estará en saber cuál es el primer Ford clasificado, estando Ostberg, Latvala y Solberg solamente separados por trece puntos, en ese orden.

En el SWRC, Craig Breen llega como líder por tan sólo dos puntos. El británico aprovechó en Alsacia el error de Hayden Paddon, que ahora necesita ganar y esperar que ni Craig Breen, ni Per Gunnar Andersson, ni Yazeed Al Rajhi puntúen. Algo que sin duda parece un hecho prácticamente imposible, por lo que la batalla más lógica por el campeonato sería entre Breen y Andersson. Desde luego cualquiera de los dos sería un triunfo muy destacable ya que Craig perdió hace tan sólo unos meses a su copiloto y amigo Gareth Roberts y en el caso del sueco acaba de recibir la noticia de que Proton no continuará con la evolución de su Satria Neo S2000.

En cuanto al campeonato de Producción, la cosa está aun más abierta. Hasta seis pilotos llegan con posibilidades tras los abandonos durante la primera etapa de Cerdeña de Benito Guerra y Michal Kosciuszko. El mexicano sigue siendo el principal favorito al contar con 11 puntos de ventaja sobre el polaco y Valery Gorban. Sin embargo, como ya pudimos ver en la prueba italiana cualquier cosa puede pasar y hasta un Nicolás Fuchs que parecía descartado de la lucha por el campeonato, tiene posibilidades de luchar por él.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios