Rally de Suecia 2013: Sólo Sébastien Loeb resiste el ritmo de los Volkswagen

Síguenos

Suecia 2013-1

Mañana muy movidita la que hemos vivido en el Rally de Suecia. A las numerosas salidas de pista se ha sumado que varios pilotos se han quedado atascados en los bancos de nieve. Lo más destacable ha sido que los Volkswagen siguen demostrando su buena forma sobre la nieve, algo que iría encaminado a un doblete de no ser porque Sébastien Loeb sigue inmiscuido en la lucha por la victoria.

La primera especial de la mañana comenzaba con Jarkko Nikara abriendo pista, mientras que los pilotos más rápidos de la clasificación de ayer optaban por salir en los últimos lugares de los pilotos prioritarios. La pista, se encontraba muy deslizante y esto ha llevado a cometer errores a pilotos que no suelen cometerlos sobre la nieve. El más sorprendente era el de Mikko Hirvonen que se salía en una ocasión y tras ser ayudado a volver a carrera se quedaba atascado en un banco de nieve en el que todavía perdía aún más tiempo. 23 minutos que lo alejan del podio y de su tercer triunfo en tierras suecas.

Hirvonen

El piloto de Citroën, uno de los favoritos a priori a llevarse la victoria parece que volverá a quedarse con las ganas. Tampoco se libraba de los problemas uno de los teóricos opositores a la victoria. Mads Østberg llegaba a meta con el cuarto mejor tiempo, a sólo 7 segundos del crono marcado por Ogier, pero el noruego llegaba con un gesto contrariado mientras el humo seguía saliendo del capot. Problemas de motor y la gran cantidad de anticongelante perdida parecía firmar la sentencia de muerte del primero de los Ford Fiesta RS WRC.

Los dos Volkswagen daban el puñetazo sobre la mesa y tras el scratch de Séb II se colocaban en posiciones de doblete, con Latvala a sólo dos décimas de su compañero de equipo y con Loeb a un segundo. Quinto se encontraba la que en principio será la sensación del rally, Pontus Tidemand, que en su debut con un World Rally Car ha conseguido superar a Novikov y Hänninen, compañeros de marca. Dani Sordo por su parte se dejaba más de 23 segundos y bajaba hasta la 8ª plaza.

Loeb

La tercera especial del rally comenzaba con Jarkko Nikara tocando un ‘snowbank’ y quedándose atascado durante mucho tiempo. El piloto de Prodrive no ha tenido tampoco su mejor comienzo, a pesar de haber terminado la primera especial del día a sólo unos segundos del tiempo marcado por Dani Sordo. La razón de tantas salidas de pista ha sido el poco agarre generado por los neumáticos de clavos, ya que estos últimos no llegaban a la capa de hielo porque había demasiada nieve en el recorrido.

Østberg, que se había detenido tras la especial número dos a intentar tapar la fuga de agua que había producido el sobrecalentamiento del Ford, llegaba tres minutos tarde a la salida del siguiente tramo, por lo que se veía penalizado en treinta segundos (10 por cada minuto que llega tarde). Aun así, el primer piloto de Ford conseguía el segundo mejor crono de la especial, mientras que Sébastien Ogier marcaba el scratch y ampliaba su ventaja al frente del rally, llevando la diferencia a los 6,2 segundos sobre Loeb que pasaba a ser el nuevo segundo clasificado tras superar a Latvala. Sordo se lo tomaba con calma y se volvía a dejar más de 20 segundos por el camino, pero recortando algo de distancia con los pilotos que le precedían.

El último tramo del primer bucle dejaba a un Dani Sordo buscando algo más de confianza pero que se veía superado una vez más por los pilotos de cabeza. Sébastien Loeb perdía tiempo en el comienzo de la especial, pero al llegar a meta se encontraba por delante de Evgeny Novikov y del piloto cántabro y sólo superado por Ogier y Mads Østberg que se llevaba el scratch. La ventaja de Ogier al final del primer bucle es de 10,1 segundos sobre Loeb, pero esto sin duda *no ha hecho nada más que empezar*.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios