Ryan Newman se encuentra con la victoria en Martinsville

Sigue a Motorpasión F1

Ayer tendría que haber sido un día histórico para Hendrick Motorsports. En la media milla de Martinsville, el equipo más potente de la NASCAR estaba a una sólo victoria de conseguir su triunfo número 200 en la categoría y todo parecía indicar que uno de sus dos pilotos estrellas, Jeff Gordon o Jimmie Johnson pasarían a formar parte de la leyenda del equipo de Carolina del Norte.

Pero cuando Johnson y Gordon luchaban por la victoria con sólo dos vueltas por delante, un periodo de caution tiró por tierra la ventaja de algo más de medio segundo a favor de Jimmie Johnson. Mientras buena parte de la parrilla decidía colocar ruedas frescas en sus vehículos, los líderes se mantenían en pista, decisión que luego tendría sus efectos.

En el relanzamiento de la carrera, la falta de tracción del #24 y el #48 hicieron que Clint Bowyer viera un hueco suficiente para colocar el morro de su Toyota Camry. El principio del fin. Bowyer, Gordon y Johnson se tocaba y decían adiós a sus opciones de victoria. Ryan Newman se hacía con la victoria en Martinsville tras contener los ataques de A.J Allmendinger. El piloto de Penske Racing consigue su mejor resultado hasta la fecha al volante de un Dodge.

En la general, y a pesar de su décimo tercera posición, Greg Biffle continúa líder aunque ya tiene a Dale Earnhardt Jr muy cerca, a tan sólo seis puntos. Tercero es el vigente campeón, Tony Stewart mientras que el ganador ayer, Ryan Newman asciende hasta la octava posición.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario