El milagro de la Inmaculada Conducción

Síguenos

Debuts 2013

No es algo nuevo, pero sigue siendo igual o más cargante que siempre. Hablo de la obsesión de entornos, jefes de prensa y periodistas por vender talentos naturales, de estos que te sacan vueltas rápidas a las primeras de cambio, sin conocer circuito, ni equipo, ni categoría, ni monoplaza… ¡ni lo que es un coche, si por ellos fuera! ¿No creéis que nos toman por tontos?

Como en todo, hay clases y clases. Están aquellos para quienes el mero hecho de montarse en un coche ya es un logro, y por ello te venden a bombo y platillo como debut en una determinada categoría el mero hecho de pilotar un coche de ése campeonato en un test privado o una pista de aeropuerto. Y si es un F1, ya ni te cuento. Así, sus familiares, amigos y gente de prensa podrán hinchar el pecho el resto de sus vidas, presumiendo de “piloto de F1” allá por donde van. Usted no sabe con quién está hablando, oiga…

Otro fenómeno es el de los que pasan del karting a los monoplazas y pretenden vender lo bien que han hecho la transición, que qué bien andan en su primera vez en un monoplaza… ¿Perdona? ¡Pero si con catorce años ya andaba probando con un Fórmula BMW en vacaciones, y el enésimo equipo obsesionado con montar su propio Red Bull Junior Team le había invitado varias veces a su simulador!

Claro que mi preferido es el de la gran esperanza blanca. Cuando ves tu futuro peligrar por la crisis económica y el inevitable envejecimiento de la estrella local, toca convertirse en fabricante de humo y contar el debut en test, el debut en test con el nuevo coche, el debut en test con el nuevo coche y el nuevo equipo, el debut en Fórmula Renault 2.0 ALPS, el debut en Fórmula Renault 2.0 NEC, el debut en Fórmula Renault 2.0 Eurocup, el debut en el test de jóvenes pilotos de la categoría superior, el debut en Copa de F3, el debut en Nacional de F3, el debut en el Europeo de F3, en el Másters, en Pau, en Macao… ¡Eso sí, cuando llegue la primera carrera de su enésimo campeonato, seguirá siendo un completo neófito con todo por aprender!

Ojalá todos tuviéramos tantos jokers en nuestra vida privada: todos somos puro talento, sólo necesitamos tiempo. Al final mi única pregunta es qué hay de malo en no darse tanta prisa. Se trata de ser el mejor, tómate el tiempo que haga falta, que no dan premios a la precocidad e incluso en estos tiempos suele ser motivo de mofa y escarnio…

P.S: cualquier parecido con la realidad es totalmente intencionado. Si se ha dado cuenta, felicidades, es usted un gran aficionado.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios