Romain Grosjean recoge el testigo de Sébastien Ogier y es el Campeón de campeones

Síguenos

Romain Grosjean

Un año más se ha disputado la final de la Carrera de Campeones y tras la victoria de Sébastien Ogier en 2011 el título se ha mantenido en Francia, con el triunfo conseguido por el piloto de Lotus, Romain Grosjean. El piloto galo ha conseguido llevarse la final tras imponerse al ocho veces ganador de las 24 Horas de Le Mans, Tom Kristensen. Primera vez en mucho tiempo que un piloto de Fórmula 1 se lleva la victoria.

Los principales favoritos se quedaron por el camino. Sébastien Ogier era derrotado fácilmente por Kristensen, mientras que Sebastian Vettel tocaba un muro y rompía la rueda trasera derecha, algo que le dejaba fuera de las semifinales. Michael Schumacher por su parte caia en semifinales en el tercer duelo que mantenía con Grosjean. En esta ocasión el galo vengaba sus dos derrotas anteriores y continuaba su camino hacia la gran final.

Por su parte, Jorge Lorenzo tan sólo ha podido lucirse en su exhibición a los mandos de una Yamaha de calle, ya que en todas las mangas que ha disputado ha sido vencido por sus rivales. Sin duda, el mallorquín ha demostrado durante el último mes (tras el Monza Rally Show y la Carrera de Campeones) que no se le dan tan bien los coches como ha demostrado anteriormente en carreras de resistencia.

El susto de la jornada lo daba Priaulx, que al igual que Doohan ayer, estrellaba el Lamborghini Gallardo Supertrofeo contra las protecciones del interior de la primera curva. La sorpresa agradable la daba Ho-Pin Tung. El chino se cargaba a varios favoritos y demostraba buenas manos al volante de coches muy diferentes.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios