Sigue a Motorpasión F1

Ken Block

Vale, sí, me habéis pillado. Este chiste ya lo hice el otro día en mi cuenta de twitter, pero lo que no repito es el video que lo protagoniza. Esta vez el equipo Monster nos deja vivir con ellos el comienzo de la última prueba del Global RallyCross Championship, disputada en la ciudad del pecado, Las Vegas. Allí, la suerte y las llamas no sonreían a un Ken Block que ha terminado el año con una segunda posición como mejor resultado en los Summer X-Games.

Tan sólo había completado unas vueltas el piloto de Monster cuando de repente el humo empezaba a entrar dentro del coche. Las llamas comenzaban a asomar dentro del habitáculo, fundiendo gran parte de la electrónica del coche y obligando a detener el Ford Fiesta al estadounidense. Afortunadamente no ocurrió nada más allá del plástico quemado y un buen susto.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios