Robert Kubica regresó por todo lo alto con una victoria

Sigue a Motorpasión F1

Robert Kubica el pasado fin de semana

Siempre es un placer ver a Robert Kubica en competición. Y más cuando casi ha estado 20 meses fuera del automovilismo tras aquel grave accidente sufrido en un rally italiano a los mandos de un Skoda Fabia S2000. Afortunadamente logró salir con vida de aquel percance y ayer, mucho tiempo después de su último triunfo volvía a saborear el champagne tras alzarse vencedor del Rallie Ronde Comitolo di Lana.

El polaco superó con claridad a todos sus rivales en una prueba regional que constaba de cuatro pasadas por el mismo tramo de nueve kilómetros y que no contaba con un gran nivel de pilotos, pero sí de maquinas. Kubica comenzó la jornada marcando el ritmo a los mandos del Subaru Impreza S12B WRC del equipo First Motorsport. Ya en la primera pasada marcaba el mejor crono llevándose el scratch y colocándose como primer líder.

El polaco no soltaría la primera plaza hasta la meta, a la que llegaba con casi un minuto de ventaja sobre su principal rival, Omar Bergo y su Mini John Cooper Works WRC. Tras descorchar el champagne y levantar el trofeo que le acreditaba como ganador de la prueba, Robert volvía a casa con el objetivo de descansar de cara al próximo fin de semana, en el que se espera que participe en el Rallie San Martino di Castrozza a los mandos de un Peugeot 207 S2000.

El Subaru Impreza S12B WRC de Kubica

Todo ello parece ser el paso previo a la participación esta misma temporada en el Rally de San Remo, valedero para el IRC también con un Peugeot del equipo Automeca (posiblemente la misma unidad que utilice el próximo fin de semana). Sin duda es una gran noticia ver a un Kubica pilotando a gran nivel y llevando el Impreza con mucha confianza tal y como podéis ver en las imágenes.

Según unas declaraciones a la cadena Sky, el piloto de Lotus estaría dispuesto a intentar un regreso a la Fórmula 1 en 2014, pero las imágenes de su patente cojera y un brazo una tanto maltrecho, con movilidad, pero todavía faltándole mucha recuperación, pueden hacer difícil su vuelta al gran circo. Sin embargo, un futuro en los rallyes o en algún campeonato de turismos podría ser el destino perfecto para alguien que ya ha demostrado en muchas ocasiones su amor por la competición. Como ya dije ayer en twitter, los aficionados a los rallyes le esperamos con los brazos abiertos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios