King of the Hammers, entre el espectáculo y la locura

Sigue a Motorpasión F1

King of the Hammers

Definir King of the Hammers es complicado. No es puramente una prueba de rock-crawling ni tampoco es una carrera off-road tipo baja. La mejor forma de dar una definición sería como una mezcla de ambos tipos de competición. Es por ello que los vehículos tienen esa forma tan peculiar. Una especie de buggies 4×4 con recorridos de suspensión “ridículos” y unos neumáticos de tamaño extra.

Celebrada a principios de febrero, en el desierto Johnson del estado de California, la edición 2013 de King of the Hammers ha sido una de las más duras hasta la fecha. Tan sólo 27 de los 128 competidores pudieron completar las 182 millas de que se compone la prueba en las que el desierto y las trialeras juegan un papel fundamental. Siete horas y media non-stop para el ganador, justo la mitad de tiempo que el último clasificado.

La prueba cuenta con un buen puñado de seguidores. Más de 30.000 personas siguieron la prueba en directo a pesar de las altas temperaturas y la retransmisión vía streaming fue seguida por 270.000 personas. Pero lo mejor es que esta “locura” no es más que una de las seis citas de la Ultra4 Series, un campeonato para tener bien a buen recaudo entre nuestros favoritos.

Más info | Ultra4 Racing

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario