Síguenos

Tras un fin de semana caluroso como el que se ha dado en el Gran Premio de Europa en el que la mayoría de los pilotos salían destrozados después de hacer más de cincuenta vueltas al trazado valenciano os vamos a enseñar una forma para refrescaros mientras estáis en competición. Muchos vehículos de competición disponen de manera integrada un sistema de extinción de incendios que le pueden dar unos segundos al piloto que son vitales.

Hace unos años ya pudimos ver como al Toyota de Olivier Panis le pasaba algo parecido cuando se le disparaba dicho sistema. En esta ocasión le paso algo parecido a Jonathan Adam, piloto BMW que participa en el británico de turismos. En mitad de un Safety Car Adam parece que se pone a apretar botoncitos en el panel hasta que encuentra el que quería.

A partir de ahí el extintor se dispara lanzando hacia todos los lados una nube de polvo que sin duda tiene que haber bajado al temperatura del habitáculo en unos cuantos grados. Menos mal que el sistema no provoca ningún daño en la parte eléctrica o electrónica del vehiculo y Jonathan puede continuar con su carrera.

Vía l Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios